España alcanza un nuevo récord en la cifra de mayores de 65 años

La edad media supera por primera vez los 43 años

población

La población residente en España de 65 años o más era de 8.908.151 personas el 1 de enero de 2018 (un 19,1% del total), lo que supone un 19,1% del total, es decir, un nuevo máximo histórico desde que en 1998 comenzaran a publicarse las cifras oficiales de población provenientes de la revisión padronal cada 1 de enero. De hecho, en 1998 había 6.501.444 personas de 65 años o más y esa cifra fue aumentando anualmente sin cesar hasta el récord de 8.908.151 de 2018.

En cuanto a las personas empadronadas de 0 a 15 años, eran 7.392.864 en 2018, el dato más bajo desde 2010, cuando había 7.371.820 niños en ese tramo de edad.

La media de edad de la población se sitúa por primera vez en los 43 años. En el caso de los hombres, la edad media se sitúa en 41,8 años. En el caso de las mujeres, en 44,4. En cualquier caso, la edad media de los extranjeros es de 36,01 años frente a los 43,9 de los españoles.

Hace 20 años, en 1998, la edad media de la población en España se situaba en 39,25 años. En el año 2001 se superó por primera vez los 40 años de media de edad y en 2010 se sobrepasaron los 41 años. Los 42 años se rebasaron en 2014, y cuatro años más tarde, ya se han superado los 43.

La comunidad autónoma más envejecida de España es Asturias, con una edad media de 48,05 años; le sigue Castilla y León, con 47,35; Galicia, con 47,01; País Vasco, con 45,17; Aragón, con 44,73; La Rioja con 44,21; Extremadura, con 44,12; Navarra, 43,08; Castilla-La Mancha, con 42,88; Cataluña, con 42,62 Cantabria, con 42,29; Madrid, con 42,12; Comunidad Valenciana, con 42,04; Andalucía, con 41,56; Canarias, 41,98; Baleares, 41,06; Murcia, con 40,22; Ceuta, con 37,01; y Melilla, con 35.28.

La provincia más envejecida de España es Ourense, con una edad media de 50,97 años. Junto con ella, sólo la provincia de Zamora supera los 50 años de edad media (con 50,69 años, y Ourense, con 50,97 años. 

La población británica sigue creciendo pese al Brexit

En España había 46.722.980 personas inscritas a principios de 2018, lo que supone 150.848 más que el año anterior (un incremento del 0,3%) y la cifra más alta desde 2014, cuando 46.7671.341 habitantes estaban registrados en los ayuntamientos. De esta, el 89,97% tenían nacionalidad española (un 0,03% que en 2017) y un 10,13% eran extranjeros (un 3,54% más). 

Por nacionalidades, la población venezolana ha alcanzado su máximo histórico, con 95.633 personas, casi el doble de las 48.421 registradas en 2015. Del total de venezolanos residentes en España, 55.227 son mujeres frente a 40.406 hombres. La población venezolana en España había alcanzado su máximo histórico en 2009, cuando estaban empadronadas 61.468 personas. Sin embargo, esta población fue decreciendo hasta 2015, para posteriormente ir incrementándose hasta los niveles actuales

En todo caso, los venezolanos no están entre las primeras nacionalidades que residen en España, sino que ocupan el número 13. Los primeros son los marroquíes (770.523), que han crecido en algo más de 20.000 personas tras el descenso registrado el año pasado. Le siguen los rumanos (676.005), que registran un descenso continuado desde 2010, este año en unas 10.000 personas.

Asimismo, a pesar de la incertidumbre generada por el Brexit, en tercer puesto se encuentran los nacionales de Reino Unido (242.837), con un aumento de 2.000 personas respecto a 2017 y frente al descenso registrado frente al año anterior. 

En el cuarto puesto están los nacionales de China (215.970), que experimentan un crecimiento ininterrumpido desde 1998, incluso durante los años de la crisis y a 1 de enero de 2018 suman unos 7.000 más que hace un año. Los italianos, por su parte, están en el quinto puesto (206.524) y han crecido en más de 16.000 personas.

Normas