Ametic considera que la tasa digital la acabará pagando el consumidor y la pyme

La patronal de la industria digital alerta de que no hay consenso internacional entre países.

tasa digital

Las pymes y el consumidor final acabarán pagando el coste de la tasa a servicios digitales. Así lo considera la patronal de la industria digital Ametic. La asociación advierte de que la aprobación en Consejo de Ministros del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD) se produce sin que exista un consenso internacional entre países, ni a nivel europeo.

Ametic lamenta la "acción unilateral" del Gobierno de España a la hora de aprobar una tasa a servicios digitales y ha advertido de que serán las pequeñas y medianas empresas (pymes) y el consumidor final quienes acabarán pagando el coste de la misma.

España, primero en aplicar la medida

Los representantes de la asociación remarcan que España va a ser el primer país de la Unión Europea en aplicar una medida de este tipo, lo que, en su opinión, impactará "negativamente" en la economía española, perjudicando especialmente a las startups, pequeñas y medianas empresas y consumidores.

"La mayor parte del coste de este impuesto será soportado por las pymes que usan las plataformas digitales y por el usuario, que verá cómo se incrementan los costes de los productos y verá reducida las opciones en el canal digital", asegura.

Impuesto para empresas de 750 millones anuales

Por otro lado, también alerta de que el Impuesto a Determinados Servicios Digitales aprobado por el Gobierno español rompe con el acuerdo internacional de gravar los beneficios y no los ingresos y generaría problemas de doble tributación.

El nuevo Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales gravará aquellas empresas con ingresos anuales totales de, al menos, 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones de euros.

Según el Gobierno, en línea con la propuesta de la Comisión Europea, se gravará el 3% de los servicios de publicidad dirigida en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario durante su actividad o la venta de metadatos.

Normas