Huelga del taxi

Los taxistas madrileños mantienen su pulso y amenazan la normalidad de Fitur

La Generalitat se abre a retrasar su decreto si se negocia “sin chantajes”, mientras Exceltur pide al taxi que cancele de inmediato las huelgas en Madrid y Barcelona

Los taxistas bloquearon este lunes la Gran Vía de Madrid.
Los taxistas bloquearon este lunes la Gran Vía de Madrid.

No ha habido acuerdo. Así concluyeron ayer las reuniones mantenidas entre las asociaciones de taxistas madrileños con el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y la consejera de Transporte, Rosalía Gonzalo, quienes propusieron al sector del taxi que el Gobierno regional sea quien regule la captación de clientes, para impedir que los coches de Uber y Cabify puedan recoger pasajeros por la calle como hacen los taxis, pero que sea el ayuntamiento de Madrid quien regule la precontratación de los VTC. Según aclaró Garrido, “no es lo mismo la problemática que tiene el Ayuntamiento de Madrid que la que tiene la sierra norte, donde no hay licencias de taxi”.

La oferta presentada por los políticos madrileños, que también contempla la exigencia de una segunda licencia para los VTC como ya planteara Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, y que fue tumbada por los tribunales, no convenció a los taxistas. Estos calificaron la propuesta de “insuficiente” y aseguraron que mantienen la huelga indefinida, tras romperse las negociaciones en la madrugada de hoy. Solo la desconvocarán si las autoridades recogen sus peticiones. Y fueron tres. La primera, que el Gobierno central dé una solución única para todo el país en el tema de la precontratación.

“La precontratación tiene que ser por ley y para toda España; que Pedro Sánchez no se esconda tras las comunidades autónomas. Ha sembrado el caos con su decreto ley de septiembre y debe arreglarlo”, dijeron a CincoDías fuentes del sector del taxi. Las mismas fuentes señalaron que hay tiempo para hacerlo, puesto que el decreto se está tramitando finalmente como ley y está aún abierto a enmiendas.

La segunda petición fue para la Comunidad de Madrid, a la que exigieron que se haga cargo de la regulación horaria de los VTC y “de ordenar ya su funcionamiento”. Y la tercera para la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, a la que urgieron a que “no siga parapetada tras la comunidad de Madrid, pues a ella le corresponden muchas competencias que debe ejercer, y poner una tarifa mínima a estos servicios para que no destrocen un mercado regulado”, como el del taxi.

Los taxistas de Madrid comenzaron el lunes su huelga indefinida a las 6 de la mañana. Se sumaban así a la iniciada el viernes por los taxistas de Barcelona (que ayer continuaron), y a la que se han unido también taxistas de varios municipios catalanes. En Madrid, más de 3.000 taxistas se manifestaron desde la Puerta del Sol hasta la plaza de Cibeles, bloqueando algunos carriles de la Gran Vía y de la calle de Alcalá, al tiempo que coreaban consignas como “si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra” o “esto es un atraco, manos arriba”. Decenas de taxistas tomaron también los alrededores del recinto de Ifema, donde han decidido montar su centro de reuniones mientras dure el paro, mientras apenas había taxis en las calles ni en las paradas, incluidos el aeropuerto de Barajas y las estaciones de tren de Chamartín y Atocha.

Temor de Exceltur

El temor a un bloqueo a Fitur, la gran feria del turismo en España, se agranda. El evento arranca mañana en la capital y la Comunidad de Madrid ya ha anunciado que reforzará el servicio de Metro durante la feria. Por su parte, Exceltur pidió ayer al sector del taxi que cancelen de inmediato las huelgas de Madrid y Barcelona en una semana clave para el turismo, y den “más tiempo” a la transición de normativas. “Las indeseadas repercusiones internacionales de esas huelgas dañinas para la imagen de España pueden conllevar consecuencias negativas para la evolución de un sector esencial para la economía y el empleo de nuestro país y para la imagen de los propios taxistas, que en muchos casos son el primer punto de contacto del turista cuando llega a España”, dijeron en un comunicado.

Exceltur admitió un “crecimiento descontrolado” de licencias VTC, pero subrayó los “pasos mucho más realistas y decididos” dados por el Gobierno actual para un nuevo marco regulatorio. Además dijo que se está “a tiempo de agotar el recorrido que brindan las nuevas normas para lograr la mejor conciliación de intereses en juego y que se resuelvan en las mesas de dialogo conjunto, antes de apelar a huelgas legítimas, pero salvajes”. Exceltur pidió igualmente a los taxistas que se adapten mejor a los nuevos estándares tecnológicos y de servicio que exige la ciudadanía.

¿Cierre de la frontera?

En Barcelona, los taxistas, que no aceptan la propuesta de la Generalitat de fijar por decreto ley un tiempo de 15 minutos de precontratación para VTC y que ese plazo pueda ser ampliado por los ayuntamientos, esperan a una nueva reunión hoy con el consejero de Territorio, Damià Calvet. Mientras, ayer unos 2.000 taxistas participaron en una marcha desde la Plaza de Catalunya hasta el Parlament, donde los Mossos d’Esquadra impidieron que entraran, con un saldo de varios agentes heridos. Los taxistas, que también cortaron la Ronda Litoral, se enfrentaron a la Guardia Civil en el puerto de Barcelona, y amenazaron por la tarde con “cerrar” la frontera de España con Francia, con la colaboración de taxistas del país vecino.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, mantuvo una reunión con sus consejeros de Interior, Miquel Buch, y Calvet para abordar el conflicto y tratar de hallar una solución. En rueda de prensa desde Bruselas tras una reunión del grupo parlamentario de JxCat, Torra ha asegurado este mismo lunes que no tiene ningún problema en reunirse con el sector del taxi para explorar soluciones al conflicto abierto y ha apelado a la "responsabilidad" de los implicados en la negociación, informó Efe. 

El presidente catalán manifestó asimismo su confianza en que sea "decisiva" la reunión que hoy mantendrá Calvet con operadores de transporte público, agentes socioeconómicos de Barcelona y representantes de los VTC.

Calvet, que ayer se reunió con representantes de los VTC, abrió la puerta a retrasar la aprobación del decreto que prepara la Generalitat, pero ha pedido a taxistas y VTC, que también bloquearon la avenida Diagonal, a negociar “sin chantajes”. Según Calvet, el paro de taxistas y protestas de los VTC podría llegar a costar un millón de euros diarios a las Administraciones si fuera necesario reforzar el transporte público.

Unauto celebra el diálogo

La patronal de los VTC, Unauto, valoró ayer positivamente que se haya abierto un proceso de diálogo con la Generalitat antes de imponer “las exigencias unilaterales del taxi”. Pero mostró su preocupación por la seguridad de los más de 3.000 conductores en Cataluña, “donde ha habido más de 80 ataques a vehículos y conductores VTC” desde el viernes. También recordó que “no hay ningún país del mundo” donde se haya impuesto un tiempo de espera mínimo para pedir un VTC.

Este lunes la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) rechazó la precontratación que propone la Generalitat al asegurar que limita la competencia. A su juicio, la prohibición del uso de sistemas de geolocalización o la obligación de precontratar el servicio con una antelación determinada, con independencia de que sean 15 minutos o una hora, supone "la introducción de ineficiencias artificiales e injustificadas".

El taxi andaluz puede sumarse

La Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT) solicitó ayer a la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía una reunión urgente “debido a la grave y convulsa situación que sufre el sector del taxi andaluz” en un entorno, recordaban en la carta enviada, “de importantes movilizaciones que están teniendo lugar en las comunidades de Cataluña y Madrid”. Fuentes del sector del taxi andaluz no descartan ir a la huelga también si no se regula con urgencia los VTC en su autonomía.

Ayer Mytaxi se ofreció tanto a los Gobiernos locales como a las asociaciones de taxistas como mediadores en sus negociaciones, “con la esperanza de hallar una solución justa para todos los actores que garantice una movilidad urbana sostenible y eficiente”.

 

¿Qué dice el borrador de decreto ley del Gobierno de Madrid?

La consejera de Transporte de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, presentó este lunes a las asociaciones de taxistas un borrador del decreto ley que ultima el gobierno regional. Lo hizo en la reunión que arrancó a las 6 de la tarde. En dicho borrador, se plantea que los vehículos VTC necesitarán una segunda licencia urbana expedida por el ayuntamiento correspondiente “si quiere ofrecer sus servicios en un término municipal”.

El texto añade que los vehículos que realicen servicios de arrendamiento con conductor sin estar en posesión de la preceptiva autorización o licencia municipal “podrán ser objeto de la inmovilización” del coche.

Sobre este punto, fuentes del sector de las VTC recuerdan cómo ya Ada Colau intentó hacer algo similar y fue tumbado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

A diferencia, del decreto ley avanzado por la Generalitat, que establece un tiempo mínimo de precontratación de los VTC de 15 minutos, el borrador de la Comunidad de Madrid solo apunta que los requisitos para dicha precontratación deberán ser establecidos "por los distintos municipios mediante su normativa propia a los efectos de mejorar la movilidad interior de viajeros dentro de los términos municipales", al estar en "mejores condiciones para valorar las circunstancias particulares en el ámbito de la movilidad urbana".

Respecto al tema de la captación de clientes, el texto sí especifica que los VTC no podrán, en ningún caso, circular por las vías públicas en busca de clientes ni permanecer estacionados a fin de propiciar la captación de viajeros que no hubiesen contratado el servicio previamente. “Se entiende que dichos vehículos se encuentran propiciando la captación cuando se encuentren estacionados en lugares de concentración y generación de demanda de servicios de transporte de viajeros como aeropuertos, puertos, estaciones de ferrocarril, autobuses, hoteles, centros comerciales o a menos de 100 metros de los puntos de parada de los taxi autorizados por los ayuntamientos”.

Normas