La brecha salarial transatlántica de la banca de inversión sigue creciendo

Mientras los ingresos del ‘trading’ sigan siendo escasos, y las acciones estén estancadas, el escrutinio de los inversores no decaerá

Canary Wharf, en Londres.
Canary Wharf, en Londres.

Cuándo se transforma una división en un golfo? Pregúntese a los banqueros de inversión europeos que están listos para ver cómo se amplía la diferencia salarial con sus rivales de Wall Street en la temporada de bonus de este año.

Los ingresos anuales combinados de la banca de inversión de los cinco grupos más grandes de Estados Unidos –incluyendo renta fija, renta variable y servicios de asesoramiento– aumentaron un 3% el año pasado. Se espera que sus rivales europeos, que comienzan a publicar resultados hoy, empezando por UBS, hayan sufrido una caída acumulada del 2% en sus ingresos, según los analistas del propio UBS.

Suponiendo que los prestamistas paguen la misma proporción de ingresos en salarios y bonus que el año pasado, el salario promedio del banco comercial y de inversión de Deutsche Bank podría disminuir en un 7% hasta alrededor de 119.000 dólares, según el número de empleados de la división en el tercer trimestre. En Goldman Sachs, el salario promedio del año pasado fue de 337.000 dólares, con un descenso de apenas el 3%.

Estos promedios ocultan diferencias significativas entre las líneas de negocio. Las empresas de Wall Street se beneficiaron de un aumento del 16% en los ingresos por trading de acciones; los ingresos fijos bajaron un 2% y los servicios de asesoría se mantuvieron estables. Por el contrario, sus rivales europeos se verán afectados colectivamente por una caída prevista del 6% en los ingresos de renta fija, a pesar de que las acciones subieron la misma cantidad.

El salario promedio en Goldman Sachs bajó en gran medida debido a que el banco ha estado contratando personal. Por el contrario, Deutsche Bank y otros bancos europeos han ido perdiendo empleados. La brecha de ingresos debería permitir a las empresas de Wall Street ofrecer paquetes de pago más atractivos, y aumentar su cuota de mercado mundial. Incluso en Europa, según datos de Coalition, solo Deutsche Bank se encuentra entre los cinco primeros bancos por ingresos.

Esto deja a entidades como Deutsche Bank y Credit Suisse –donde se prevé que los ingresos de la banca de inversión hayan caído un 2% el año pasado– en apuros con la remuneración. Los bancos defienden de forma rutinaria los salarios altos para atraer a los mejores talentos, que necesitan para competir. Pero es más difícil de justificar cuando los ingresos están disminuyendo.

El bajo rendimiento de los precios de las acciones se suma a la presión, ya que una parte de los bonuses suelen pagarse en acciones que permanecen bloqueadas durante varios años. Incluso Barclays, donde se prevé que los mercados combinados y los ingresos por asesoramiento hayan aumentado casi una décima parte el año pasado, cotiza con un mísero descuento del 40% sobre su valor contable tangible.

Los banqueros de inversión europeos pueden lamentar el creciente abismo salarial transatlántico. Pero mientras los ingresos del trading sigan siendo escasos, y los precios de las acciones estén estancados, el escrutinio de los inversores no disminuirá.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas