Fredo, anchoas elaboradas como ayer para el mercado de hoy

La compañía centenaria renace de la mano de Horizont

Manuel Huerta, CEO de Fredo.
Manuel Huerta, CEO de Fredo.

La ocasión y la oportunidad de negocio hizo que el grupo Horizont, presente en los sectores de medio ambiente y energías renovables, se decidiera a penetrar en uno tan diferente como el de la alimentación. En 2017, la conservera Fredo La Estrella del Norte no puede superar la crisis en la que está inmersa y entra en concurso de acreedores, liquidan y en mayo del año siguiente, 2018, aceptan la oferta presentada por Horizont Family Company.

Ambas son empresas familiares y comparten orígenes cántabros, aunque la historia de amor entre Fredo y las anchoas se inicia en Sicilia en 1884. Los italianos fueron pioneros en trabajar el bocarte –boquerón fresco– en salazón. En ese año “inician su actividad como compañía especializada en la comercialización de anchoa, pero no es hasta 1965 cuando Chiafredo Nasari decide trasladar la producción desde Italia al mejor caladero del mundo de anchoa: el Cantábrico”, recuerda Manuel Huerta, CEO de Horizont y segunda generación del holding, al repasar la historia de Fredo, el nombre original de la conservera que mantiene su antigua sede de Laredo. “Es su época de esplendor y crecimiento, que se interrumpe por distintas vicisitudes y con la irrupción de la crisis económica en nuestro país”.

Artesanía y tecnología

Fredo, anchoas elaboradas como ayer para el mercado de hoy

Tras la compra de Horizont, la italo-española pasa a ser Fredo La Estrella del Norte y “renace bajo el impulso de un nuevo proyecto empresarial, salvando de la quiebra una compañía de la que vivían 50 familias y con una inversión inicial de 5,5 millones de euros”, explica Huerta.

"Apostamos por los caladeros del Cantábrico, la calidad de la materia prima
y un esmerado tratamiento artesanal de nuestro producto",  asegura Manuel Huerta, CEO de Fredo

Horizont asume “la unidad productiva, naves, marcas y el compromiso social de mantener la plantilla y hacerse cargo de las nóminas”. Para la especialista en medio ambiente y renovables entrar en el sector de la alimentación “es un reto y una oportunidad de diversificar el negocio en un área de mucho potencial”, continúa el CEO.

En los últimos años, España se ha posicionado como una de las grandes potencias internacionales en conservas de pescado y marisco, con una producción de 352.798 toneladas en 2017, un crecimiento del 1,3% en relación al ejercicio anterior y un valor de 1.603 millones de euros –un 5,5% más que en 2016–, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Tradición e innovación para ofrecer el mejor producto

El objetivo del nuevo equipo gestor es mantener la actividad tradicional con la aplicación de los nuevos conocimientos de I+D+i adaptados a las necesidades del consumidor actual.

Fredo, anchoas elaboradas como ayer para el mercado de hoy

Fredo renueva su imagen y ofrece nuevos formatos de consumo con la calidad del producto como bandera y una cuidada elaboración realizada por manos expertas.

Las anchoas “son elaboradas a partir de un rigurosos control de frescura que le permite conservar todas su propiedades naturales y sabor, maduradas y sobadas con todo el esmero”. Una manufactura artesanal que se realiza a mano, como mandan los cánones, lo que influye en la calidad del producto.

El proceso lo realizan mujeres; una vez el bocarte fresco está desprovisto de la cabeza, se coloca uno a uno en barriles de hasta 300 kilos de capacidad para pasar el periodo de salazón –entre 6 y 12 meses en el caso de las anchoas de Fredo–. Transcurrido este plazo, las sobadoras delicadamente abren por la mitad la anchoa, les quitan la espina y la piel y van limpiando de sal uno a uno los filetes –dos por bocarte–, se enlatan y se pone el aceite de oliva. En el caso de Fredo, “de 0,4 grados, para no robar el sabor a la anchoa. Apostamos por la calidad, una exquisita materia prima y un delicado tratamiento”, precisa Huerta.

El objetivo para este año es alcanzar el millón de euros de facturación y tres millones en 2020, vender el 80% de su producción en España y el 20% fuera de nuestras fronteras con dos mercados prioritarios: Italia y Francia, por este orden.

En cifras

Fredo, anchoas elaboradas como ayer para el mercado de hoy

Infraestructura. Fredo cuenta con una fábrica de 10.000 m2 y tres plantas en Laredo.
Plantilla. Entre 50 y 60 trabajadores, debido a la estacionalidad del modelo de negocio.
Producción. La primera tras la compra de Horizont fue de 150.000 kilos de bocarte en 2018.
Artículos. Comercializa tres gamas: Fredo Selección, la más prémium; Fredo La Estrella del Norte, y Fredo Cash and Carry para canal.
Horizont. Factura más de 15 millones de euros anuales, está presente en 11 comunidades y tiene una plantilla de 250 trabajadores.

Normas