Las nuevas ayudas fiscales a las familias sumarán 1.255 millones

El IRPF subirá para las rentas altas con "precisión de bisturí"

Las nuevas ayudas fiscales a las familias sumarán 1.255 millones
Getty Images

El Impuesto sobre la Renta es, como cada ejercicio, una de las principales líneas de actuación del Ejecutivo. En el proyecto de ley de Presupuestos del Estado de 2019 presentado hoy por el Gobiernose incluyen distintas reducciones a las familias que suponen ayudas fiscales adicionales por 1.255 millones de euros, un 15,3% más que el año anterior. 

El incremento se explica en buena medida por el efecto de aplicar en su totalidad la mejora de la reducción por rendimientos del trabajo. Esta mejora de la reducción la puso en marcha el Ejecutivo del PP para rentas bajas cuando fueron aprobados los presupuestos;  ahora se extiende a todo el ejercicio y, además, a todos los asalariados, aunque no sean declarantes del IRPF. Así, el importe de este beneficio fiscal crece en 614 millones de euros hasta un total del 1.289 millones de euros, el 91% más.

El beneficio fiscal más cuantioso es la reducción por familia numerosa y personas con discapacidad a cargo, de 1.383 millones de euros, el 25,4% más. Éste crece en 380 millones al aplicarse durante todo el año, dado que el Ejecutivo del PP también añadió nuevos supuestos a estas ayudas en los presupuestos 2018. La deducción por maternidad aumentará un 34,5%, hasta los 1.030 millones, al  incluir los gastos de custodia de los hijos menores de tres años en guarderías. Son 261 millones más que el año pasado.

En paralelo, y ya fuera del capítulo de ayudas y reducciones, está  el hecho de que las prestaciones por maternidad y paternidad dejan de estar sujetas a IRPF. Este cambio, impuesto por el Tribunal Supremo, supondrá unos 900 millones de euros menos a la recaudación. Es notable también el alza del 20,3% hasta los 237 millones de euros, en el beneficio fiscal de la exención de las ganancias patrimoniales por reinversión en vivienda habitual a consecuencia del "dinamismo del mercado inmobiliario".

También destaca, en sentido opuesto, el descenso de los beneficios fiscales que se prevén en las deducciones por inversión en vivienda habitual (974 millones de euros) y por alquiler de vivienda habitual (540 millones), ya solo en régimen transitorio, con caídas respectivas del 8,1% y 9,3%.

Subida para rentas altas

La pérdida de ingresos por estos apartados se compensa, aunque solo parcialmente, con los mayores ingresos derivados de la subida del IRPF a las rentas altas, que tendrá un impacto de 328 millones. Justifica, junto a la mejoría del empleo, al incremento del 4,9% que prevé el Ejecutivo en la recaudación para este año del impuesto sobre la renta de las personas físicas. En total, se esperan ingresos por IRPF por 86.454 millones de euros este año, que supondrán el 38% del conjunto global de ingresos tributarios previstos, de 227.356 millones de euros. 

En la declaración de la renta de 2019, si los Presupuestos presentados hoy salen adelante, los contribuyentes con bases imponibles superiores a los 130.000 euros verán elevado su tipo marginal en dos puntos, desde el 45% actual al 47%. Y para quienes superen una base imponible de 300.000 euros, la subida será de cuatro puntos, del 45% al 49% de gravamen. 

El incremento de impuestos se concentrará por tanto en los salarios más altos y también en quienes obtengan elevadas plusvalías. Así, el IRPF aplicable a las rentas del ahorro (a las ganancias patrimoniales por la venta de una casa o un fondo o a los rendimientos del capital de un depósito o un bono) subirá en cuatro puntos cuando superen los 140.000 euros. De este modo, la ganancia que exceda esa cuantía se gravará al 27%, frente al 23% actual.

Para ganancias inferiores, la tributación se mantendrá sin cambios: un gravamen del 19% sobre los primeros 6.000 euros ganados, del 21% hasta los 50.000 siguientes y del 23% a partir de 50.000 hasta el nuevo umbral de 140.000 euros.

La subida en el IRPF, de quedar confirmada con la aprobación presupuestaria, dejará escaso margen de maniobra a los contribuyentes que no se hubieran anticipado a ella antes de que acabara 2018. Ante la posibilidad de un incremento, resultaba recomendable haber anticipado el pasado año una desinversión que se tuviera prevista, con el fin de pagar menos impuestos y asegurarse un gravamen del 23%, y no del 27%, para ganancias superiores a 140.000 euros.

El Gobierno explica que la subida decidida en el IRPF solo afecta al 0,5% de los contribuyentes que declaran rentas superiores a esos umbrales. En el caso del aumento tributario a las plusvalías, la ministra de Hacienda María Jesús Montero, ha explicado que solo afectará al 0,1% de los contribuyentes. "Son medidas muy selectivas, de una precisión de bisturí, perfectamente delimitadas en su rango de aplicación", ha defendido la ministra.

Su efecto recaudatorio, en todo caso, será inferior a lo presupuesto para otra de las medidas que van a penalizar a las rentas más elevadas, el incremento del impuesto sobre el patrimonio.

Impuesto sobre el patrimonio

Los Presupuestos incluyen un aumento de este gravamen, que crece el 1% para las fortunas de más de 10 millones de euros. Actualmente, el gravamen para este tramo de patrimonio es del 2,5%. Este impuesto es de ámbito estatal pero está cedido a las Comunidades Autónomas, que en numerosos casos tienen deducciones y bonificaciones que lo reducen significativamente. De hecho, en la Comunidad de Madrid está exento.

Con el incremento contemplado en el impuesto sobre el patrimonio, el Estado prevé recaudar 339 millones de euros más, por encima de los ingresos adicionales que reportará el aumento en el IRPF. Montero también ha recordado que el control sobre las sicav pasa a la Agencia Tributaria, que vigilará que su número de accionistas no sea inferior a los cien. 

Las alzas tributarias previstas en los Presupuestos están ahora sujetas a que el Gobierno logre los suficientes apoyos políticos para su aprobación en el Congreso, lo que exigirá el respaldo de PNV, ERC y PDeCat. 

Rebajas en el IVA

Junto a las alzas en el IRPF para las rentas altas, el Gobierno incluye en los Presupuestos una rebaja del IVA al 4% para los productos de higiene femenina y para libros, periódicos y revistas en formato electrónico y al 10% para los servicios veterinarios. El conjunto de estos descensos supondrán un recorte en la recaudación este año por 77 millones de euros.

El IVA será en todo caso la segunda mayor fuente de recaudación de impuestos para el Estado, por detrás del IPRF. Reportará un total de 78.307 millones de euros, el 11,7% más.

 

 

 

Normas