Canarias

¿Todo lo que sube baja?: el sector turístico afronta su segundo año de caídas

Algunos hoteleros esperan bajadas en las ocupación del 6% o mayores. La recuperación de otros destinos y la posibilidad de un Brexit duro, claves

Costa Meloneras
Costa Meloneras

Las cifras del excepcional 2017 para el turismo (15,98 millones de visitantes) no podían durar siempre y, tras un 2018 de descenso, Canarias afronta un segundo año perdiendo turistas. Aunque las previsiones difieren de unas empresas a otras: “Podrá oscilar entre un 5% y un 10% de la facturación total”, afirma José Julio Artiles, director ejecutivo de Satocan y miembro del Cïrculo de Empresarios de Gran Canaria. “Esperamos una bajada del 5% o el 6% y esperemos que no vaya a más. Dependerá de cómo se resuelva el Brexit” afirma Francisco Moreno, director de Comunicación del grupo Lopesan.

En lo que todos coinciden es en la causa de este descenso: la reapertura de los destinos del Mediterráneo competidores directos de Canarias, como son Egipto, Túnez y especialmente Turquía. “Eso va en detrimento de destinos maduros como es Canarias donde el 80% de su planta hotelera tiene más de 20 años. Y competir en precio y calidad frente a destinos como la Riviera turca, donde los hoteles tienen menos de 20 años, es un problema” sostiene Moreno, quien señala que estos últimos ejercicios de lleno total han impedido la renovación de los establecimientos justamente porque estaban repletos.

Pero va más allá: “Yo creo que el reto es crear nueva planta hotelera del siglo XXI, no hablamos de un lavado de cara, hablamos de renovaciones integrales” .
Pero además de saber que la demanda va a decrecer, el sector habla de cómo de fuerte será el impacto. “Sabíamos que íbamos a caer, el tema es ver hasta dónde y cómo” sostiene Jorge Marichal, presidente de Ashotel. Para el presidente de los hoteleros de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, ahora se va a comprobar si el esfuerzo en renovación y en oferta de ocio complementario ha dado sus frutos. “La calidad y el valor añadido es a lo que tenemos que aferrarnos frente a competidores como Turquía, que al final, solo ofrecen sol y playa frente a una experiencia turística mucho más completa como la nuestra. La prueba está en que han bajado los visitantes, pero no tanto el gasto en destino. La gente aprecia el valor añadido y está dispuesta a pagar por él”.

Una visión optimista que no comparten sindicatos como Comisiones Obreras. Ignacio López, secretario general de la Federación de Servicios del sindicato en Canarias. López cree que “no se ha aprovechado la ocasión para dar un servicio acorde al cliente y así fidelizarlo para que vuelva al destino. Para dar calidad en servicio debe haber calidad en el empleo y creemos que no se ha dado”. Sin embargo, opina que la bajada de clientes no supondrá pérdida de empleos “porque el sector hotelero estaba bajo mínimos dando servicios y esos mínimos deben seguir estando para dar servicio al turista”.

El presidente de la Federación de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricúa asume que la bajada de clientes puede ser aún mayor que la del 4% que se dio el año pasado y que puede traer aparejada pérdida de empleos, aunque moderada porque “el sector por convenio tiene el 60% de trabajadores indefinidos. Lo que ocurrirá es que habrá algunos contratos de eventuales que no serán renovados. Así que si hay más turistas, crecerá el empleo y si desciende, no lo crearemos”.

Lo que ya ocurrió el año pasado y probablemente volverá a ocurrir en este será un ajuste de precios ante el descenso de la demanda. “Veremos descuentos y ofertas para perder el menor número de turistas posibles. Y por tanto, caeremos en número de turistas y también en precio medio” dice Mañaricúa. “Eso hará que se reduzcan los márgenes de rentabilidad y probablemente lo sufran más los viejos establecimientos que los nuevos” opina Francisco Moreno. 

Para amortiguar la caída, la FEHT cree que en 2019 “es fundamental que Gobierno de Canarias y cabildos sigan trabajando la conectividad aérea y no creen nuevas tasas para turistas. Igual que no debe descender la inversión pública en promoción como pasó en los últimos años. Entendemos que debe mejorar”.

Las claves del retroceso

Brexit. Cómo salga Reino Unido de la UE preocupa especialmente en el sector. Los turistas británicos son alrededor de un 30% de los visitantes extranjeros y un Brexit duro, sería problemático, señalan.

Estudios. Estudios de BBVA y Funcas, prevén un descenso del crecimiento de Canarias entre el 0,5% y el 1% para este año, en buena parte por culpa del turismo. “Esta caída, además, no se ve compensada por el crecimiento de otros sectores económicos” afirma Alicia Martinón, responsable de Grumasa.

Optimismo. Las patronales son optimistas con una bajada suave. “Será un buen año, aunque no tan bueno como el 2017” dice Marichal. Mañaricúa: “Esperamos que 2019, aunque caigamos siga siendo mejor que por ejemplo el 2016. Es nuestro deseo”.

Normas