Santalucía fusiona sus dos gestoras tras llegar a 5.000 millones de activos

El líder en seguros de decesos, lleva años apostando por ampliar sus líneas de negocio

Andrés Romero, director general de Santalucía.
Andrés Romero, director general de Santalucía.

La aseguradora Santalucía es el líder absoluto en pólizas de decesos. Esta compañía familiar ha logrado mantener una amplia cuota de mercado en un segmento muy rentable, en el que han entrado las grandes aseguradoras en los últimos años.

A pesar de mantener esta posición privilegiada, el grupo se planteó en 2014 entrar en otros mercados y, más específicamente, convertirse en un referente en el segmento de la gestión de activos. Desde que hace cuatro años lanzó sus primeros planes de pensiones, el crecimiento del grupo ha sido exponencial y ya administra más de 5.000 millones de euros en activos.

Un segundo paso lo dio en 2015 con la compra de la pequeña gestora Alpha Plus, pero el gran salto lo dio el año pasado cuando adquirió el negocio que tenía en España la aseguradora británica Aviva: tanto sus compañías de seguros de vida como su gestora de fondos de inversión.

Ahora, Santalucía ha dado un paso más con la fusión de sus dos gestoras: Santalucía Gestión y Alpha Plus Gestora. La CNMV ha autorizado el cambio de denominación social de la sociedad resultante, registrándose como Santalucía Asset Management.

El producto de la fusión administra 1.850 millones de euros en fondos de inversión y más de 3.000 millones de euros en mandatos de gestión de planes de pensiones.

Gonzalo Meseguer lidera la gestora. El área de inversiones está formada por tres equipos: renta variable, liderado por Mikel Navarro; fondos mixtos y de retorno absoluto, con Ignacio Martín al frente; y renta fija, con Ignacio Díez como responsable.

La gestora ofrece además arquitectura abierta a sus clientes a través del servicio de gestión discrecional de carteras y de su gama de fondos perfilados.

El principal canal de distribución de Santalucía AM es la red comercial del grupo Santalucía.

Normas