BlackRock, el gran dueño del Ibex, busca comprar activos inmobiliarios en España

La gestora sondea adquirir propiedades por primera vez a través de un fondo paneuropeo

Sede central de BlackRock en Nueva York
Sede central de BlackRock en Nueva York

La mayor gestora de fondos del mundo, BlackRock, quiere por primera vez invertir en el mercado inmobiliario español comprando edificios, más allá de sus participaciones en empresas cotizadas. Esta firma estadounidense es el mayor inversor en la Bolsa española, con alrededor de 18.000 millones de euros en participaciones en grandes compañías del Ibex. Se suma así a una larga lista de grandes firmas internacionales interesadas en adquirir propiedades en España.

Como novedad, BlackRock se encuentra ahora sondeando el mercado español en busca de activos para comprar, como confirman diversas fuentes del sector inmobiliario. La gestora lanzó hace unos meses un fondo paneuropeo con una capacidad de inversión de alrededor de 500 millones de euros, destinado a adquisiciones de propiedades en la eurozona y es con este vehículo con el que prevé cerrar alguna transacción en España.

El fondo con base en Nueva York está interesado fundamentalmente en propiedades logísticas y oficinas, pero también, en menor medida, estudia posibles opciones en retail y otros activos alternativos como residencias de estudiantes. Una de las fuentes señala que, concretamente, la gestora está analizando con detalle una posible inversión en almacenes logísticos en el sur de la Comunidad de Madrid.

Estos expertos señalan, además, que la tipología de inversiones que baraja en el caso español es de perfil core, es decir, en inmuebles de calidad, que generen ingresos muy estables. “Se trata de opciones supercore, debido al bajo coste de capital que tiene BlackRock y su perfil de riesgo bajo”, señala una de las fuentes, por lo que puede ser muy competitiva para hacerse con los mejores inmuebles.

Para gestionar estas posibles inversiones, la firma no cuenta con equipo en España y lidera las operaciones desde su central europea en Londres.

Hasta ahora, BlackRock es conocida en el mercado español por esas gigantescas participaciones en compañías del Ibex, por delante de otros grandes inversores como Norges Bank (la entidad pública de Noruega), el fondo soberano de Catar, Fidelity o Capital Group. En comparación con los alrededor de 18.000 millones de euros que controla en la Bolsa española (con datos de agosto de Thompson Reuters), las posibles inversiones directas en inmobiliario son de tamaño menor.

BlackRock controla relevantes paquetes accionariales de grandes cotizadas españolas como BBVA, Santander, Telefónica, Repsol, Iberdrola o ACS. También invierte en el inmobiliario a través de las dos socimis presentes en el Ibex.

Es el caso de Merlin Properties, la mayor socimi del Ibex, con casi 12.000 millones en activos y con una capitalización bursátil de 5.060 millones. BlackRock comunicó a la CNMV en junio de 2017 que dispone del 3,9% de esta inmobiliaria que cuenta con Ismael Clemente como consejero delegado. Esa participación tiene un valor de mercado de casi 200 millones. En Colonial, la otra inmobiliaria del Ibex, BlackRock afloró el pasado mes una participación del 3,7% de la histórica compañía catalana, con más de 11.000 millones en propiedades en Madrid, Barcelona y París y que mantiene una capitalización de 4.075 millones.

La gestora de fondos, que obtiene esos recursos de grandes inversores y particulares, fue creada en 1988 en Nueva York y controla activos por valor de 6,3 billones de dólares, según sus últimas cuentas públicas, a cierre de 2017. Comparativamente se trata de un volumen que duplica, por ejemplo, el PIB de Alemania.

La firma neoyorquina destina solo el 2% de ese capital a lo que llama inversiones alternativas, entre las que están los inmuebles, cuya cartera en todo el mundo suma 18.944 millones.

BlackRock sigue la estela así de otras grandes gestoras más especializadas en inmobiliario que ya han encontrado en España una posición en un mercado en recuperación, como es el caso de Blackstone (con más de 20.000 millones en activos), Lone Star, Cerberus, Värde, Castlelake, o Bain Capital, entre otros. La empresa estadounidense no dio respuesta a la petición de información de este diario sobre sus planes de inversión en el mercado español.

Normas