Banca

El BCE interviene el italiano Banca Carige y nombra administradores

La entidad rechazó en diciembre una ampliación de capital pilotada por el supervisor

Imagen de una sucursal de Banca Carige
Imagen de una sucursal de Banca Carige

El BCE, supervisor de los bancos europeos, ha intervenido el italiano Banca Carige y nombrado tres administradores, según ha comunicado hoy. La autoridad intenta salvar la deteriorada entidad financiera, después de que el pasado 22 de diciembre la junta de accionistas rechazase una ampliación de capital por 400 millones de euros. El banco, décima entidad del país, bajó un 18% en la jornada. Hoy, el regulador bursátil (Consob) ha suspendido la cotización durante toda la jornada.

El accionista mayoritario, la familia Malacalza, con el 27,5 % de los títulos, bloqueó esta iniciativa y también la emisión de bonos subordinados de entre 320 y 400 millones. Dos acciones -la ampliación y la emisión de bonos- con las que la antigua Caja de Ahorros genovesa pretendía fortalecer su posición, en un plan vigilado por el Banco Central Europeo (BCE) y que contaba con el respaldo del resto de bancos del país.

El banco, que ya tuvo que lanzar una ampliación de 500 millones de euros a finales de 2017, recibió en julio una advertencia del BCE que, en su calidad de supervisor bancario, le pidió que atajara la situación de crisis en la que se encuentra. Dos de los tres administradores del banco nombrados por el BCE eran anteriormente consejeros de Banca Carige hasta que dimitieron después de la citada junta, incluido el antiguo consejero delegado Pietro Modiano.

Normas