La pensión mínima de jubilación en 2019 oscilará entre 8.386 y 11.701 euros al año

El aumento de las bases mínimas un 22,3% y de las máximas, un 7% reportará unos 2.000 millones adicionales de ingresos

Cuantías pensiones pulsa en la foto

Las pensiones contributivas subirán el próximo año un 1,6% salvo las prestaciones mínimas que aumentarán casi el doble, un 3%, la misma cuantía que ya subieron en 2018.

Estos incrementos para todo 2019 se harán sobre una cuantía de la pensión actual ya incrementada un 0,1% para actualizarla con el IPC promedio registrado entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018. Precisamente, la diferencia entre la pensión que están cobrando actualmente y la incrementada un 0,1%, será la cuantía de la paga única que recibirán los 8,6 millones de pensionistas, probablemente en enero pero, en todo caso antes del 1 de abril de 2019.

Por ejemplo, aquellos perceptores de una pensión mínima de jubilación con 65 o más años y con cónyuge a cargo, que están cobrando ahora 11.348,40 euros al año (810,60 euros al mes en 14 pagas) pasarán a cobrar desde enero próximo 11.701,20 euros al año (835,8 euros al mes). Y, además, recibirán una paga única de unos once euros.

En general, según esta actualización con el IPC de 2018 y el nuevo incremento del 3%, las pensiones mínimas de jubilación de carácter contributivo oscilarán entre los 8.386 euros anuales (597,71 euros al mes) de los titulares menos de 65 años con cónyuge no a cargo y los 11.701,20 euros (835,8 euros al mes) de los beneficiarios con 65 o más años y cuyos cónyuges sí están a su cargo.

Además, según las cuantías oficiales que aprobará hoy el último Consejo de Ministros del año, las pensiones mínimas de viudedad oscilarán entre los 7.183,40 euros (513 euros al mes) que recibirán los titulares de menos de sesenta años y los 10.970,40 euros anuales (783,6 euros mensuales) de los beneficiarios con cargas familiares.

Por su parte, la pensión mínima de orfandad queda fijada para el próximo año entre los 5.702,20 euros anuales por beneficiarios menores de 18 años con discapacidad igual o superior al 65% y los 2.898 euros del resto de beneficiarios. La pensión mínima por orfandad absoluta será de 7.183,40 distribuidos, en su caso, entre los beneficiarios.

Estos incrementos contribuirán a subir la nómina mensual de los 9,69 millones de pensiones que se pagaron el pasado 1 de diciembre. Según los datos facilitados ayer por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, esta nómina asciende ya a 9.317 millones de euros, tras incrementarse un 4,92% respecto a hace un año. El importe de la pensión media de jubilación se situó en 1.107 euros al mes, un 3,41% más que hace doce meses.

Subida de bases

Para financiar todos estos incrementos de las pensiones, a los que hay que añadir el aumento natural del número de prestaciones (del entorno del 1,20% anual) y el efecto sustitución (de entorno al 2%), Trabajo ha acordado una fuerte subida del 22% de las bases mínimas de cotización a la Seguridad Social –que quedan fijadas entre 1.050 y 1.050 euros al mes–. Esta subida es idéntica a lo que aumentará el salario mínimo interprofesional, tal y como dice la ley. Mientras que han decidido también subir un 7% las bases máximas de los que más ganan, lo que supone un avance mayor de lo habitual. Con estas subidas Trabajo espera recaudar unos 2.000 millones adicionales por ingresos de cotizaciones.

 

Normas