¿En cuánto se quedan los premios de la Lotería de Navidad tras impuestos?

Este año se incrementan las cuantías exentas y solo tributarán los que superen los 10.000 euros por décimo

¿En cuánto se quedan los premios de la Lotería de Navidad tras impuestos? pulsa en la foto

Si este sábado resulta agraciado en la Lotería de Navidad, Hacienda se quedará con un buen pellizco, en concreto, un 20% del premio. Ya lo dice el lema del anuncio de este año: Lo importante es compartirlo. La buena noticia es que, en esta ocasión, la cantidad exenta de impuestos aumenta notablemente. Mientras que en los últimos cinco años tributaban los premios superiores a 2.500 euros, ahora solo lo harán aquellos que sobrepasen los 10.000.

Este año, el sorteo repartirá 2.380 millones de euros en premios, pero solo tendrán que rendir cuentas con la Agencia Tributaria los afortunados que ganen alguno de los cuatro primeros premios y por la cantidad que exceda de esos primeros 10.000 euros. Los premiados no necesitarán hacer ningún trámite específico, ya que Loterías y Apuestas del Estado retiene el importe del tributo al cobrar el premio y se lo ingresa directamente a Hacienda.

Así, los agraciados con el Gordo se embolsarán 322.000 de los 400.000 euros por décimo, de tal forma que los 78.000 restantes irán a parar a las arcas públicas (ver gráfico). A quienes les toque el segundo premio, se les retendrán 23.000 euros, y recibirán 102.000 de los 125.000 euros por décimo. El tercer premio, valorado en 50.000 euros se queda en 42.000 y, por último, los dos cuartos premios, con un importe de 20.000 euros, en 18.000.

Por tanto, si le toca alguno de los premios restantes -ocho quintos premios; pedreas; aproximaciones al primer, segundo o tercer número; centenas; terminaciones; o reintegro- sepa que lo cobrará en su integridad y se embolsará, en el mejor de los casos, 6.000 euros por décimo, y en el peor, 20 euros con los que recuperar lo jugado.

La tributación a Hacienda no es acumulable. Esto significa que si usted gana, por ejemplo, tres quintos premios de 6.000 euros cada uno, no tendrá que pagar impuestos por ninguno de ellos por mucho que la cantidad total exceda de los 10.000 euros. En cambio, si es agraciado con un cuarto premio (20.000 euros), tributará un 20% pero únicamente por la cantidad que supere el mínimo exento, teniendo así que abonar 2.000 euros.

En 2013, el PP introdujo de manera temporal un impuesto específico sobre los premios de Loterías y Apuestas del Estado que superasen los 2.500 euros. Ese año, el Estado recaudó por ese tributo 268 millones de euros, lejos de los 824 millones que calculaba ingresar. La cuantía se elevó en los siguientes años, pasando de los cerca de 450 millones entre 2014 y 2016 a los casi 500 millones en 2017.

Tras cinco años, en mayo, el Ejecutivo popular acordó con Ciudadanos, PNV y UPN elevar progresivamente la cantidad mínima exenta, de tal forma que a partir de julio de este año solo tributan los premios que superen los 10.000 euros, en 2019 los que sobrepasen los 20.000, y en 2020, los que excedan los 40.000. Una alegría para quienes jueguen a la Lotería del Niño el próximo 6 de enero, que verán cómo la cantidad no sujeta a impuestos dobla respecto a la de la Lotería de Navidad.

Normas