Ferrovial inicia en Reino Unido la venta por partes de su filial de servicios

Goldman Sachs dividirá la empresa por líneas de negocio y países y lanzará la operación en enero

Rafael del Pino Calvo-Sotelo, presidente de Ferrovial.
Rafael del Pino Calvo-Sotelo, presidente de Ferrovial.

Goldman Sachs ya está manos a la obra para proceder a la venta, previa partición, de una de las grandes filiales de Ferrovial: la de servicios. El banco de inversión se ha puesto en contacto de momento con diferentes fondos de capital riesgo centrados en infraetructuras para sondear el interés y maximizar el valor de esta unidad de negocio. Después, previsiblemente en enero, lanzará oficialmente la operación.

Ya está decidido que la filial se troceará cuanto sea necesario para venderla al precio más alto. “No van a perder la oportunidad de exprimir el activo; ahora mismo hay inversores industriales y fondos muy especializados que están dispuestos a pagar más si se les vende solo el trocito que realmente les interesa”, señalan fuentes financieras. La tasación inicial de la filial al 100% ronda los 3.000 millones, pero aún no ha comenzado la venta.

Ferrovial Servicios se dividirá no solo por países sino por áreas de negocio. Tiene presencia en Reino Unido, España y Australia, principalmente, pero también cuenta con tentáculos en Estados Unidos y Chile. Pero además se estructura sobre cinco áreas de negocio: mantenimiento de infraestructuras estratégicas, gestión de residuos, gestión de edificios y sus servicios (facility manegement, en la jerga), servicios para la industria petrolera, gasífera y minera, y también para empresas del sector del gas, electricidad, agua y telecomunicaciones.

“Se baraja la venta de áreas de negocio, o un paquete de ellas, en cada uno de los países”, señalan fuentes de la banca de inversión. La misión es lograr ofertas efectivas y evitar que la venta encalle, como ha ocurrido con el gigante de las energías renovables Renovalia, a la venta por Cerberus desde inicios de 2017. La compañía dispone de tal variedad de activos y tanta diversificación geográfica que no se ha podido vender en bloque.

Una cartera de 19.300 millones

Estabilidad. Ferrovial Servicios tenía una cartera a cierre de septiembre de 19.298 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,2% respecto al cierre de 2017. En los nueve primeros meses del año facturó 4.884 milones, lo que supone un 10,1% menos que en el mismo periodo del año pasado. La compañía lo justitica por la salida de negocios no rentables.

El diario británico Financial Times ha publicado que fondos de capital riesgo gestionados por PAI –presente en Tendam, la antigua Cortefiel–, así como Greybull Capital han presentado ofertas preliminares por Amey, que engloba todas las actividades de la filial en Reino Unido. Esta facturó entre enero y septiembre de este año 1.786 millones de euros, un 36,5% del total de Ferrovial Servicios. En España las ventas fueron de 1.455 millones y en Australia, de 1.274.

Normas