Empresas

La banca contacta con Arcelor para vender su 67% de Condesa

En febrero finaliza la cláusula que impedía vender una participación en la firma de tubos

Fabrica de Condesa Tubos
Fabrica de Condesa Tubos

La banca no solo ha decidido acabar con el proyecto denominado Phoenix, sino que también ha puesto fecha a su liquidación, el primer semestre de 2019. La última empresa en incorporarse a esta especie de banco malo creado hace tres años por las entidades financieras fue, justo hace un año, Sten. Desde entonces el objetivo de la banca ha sido dar salida a las empresas incorporadas a este proyecto antes de lo previsto inicialmente. La hoja de ruta inicial era incluir en Phoenix entre cinco a seis empresas para su recapitalización, y venderlas transcurridos alrededor de un lustro.

Pero al final las principales entidades financieras, que son las que participan en Phoenix, han optado por adelantar el cierre de este proyecto, ya que prefieren resolver el futuro de las empresas con problemas de recapitalización sin necesidad de incluirlas en este banco malo.

La primera en salir de Phoenix fue Bodegas Chivite, adquirida por el Grupo Peralada el pasado año. La segunda venta, y la más importante, ha sido la anunciada el pasado 5 de diciembre por la que el industrial Francisco Riberas se hará con el dominio del grupo GAM por 46 millones de euros. GAM, de hecho, fue la primera firma en entrar en la sociedad de la banca gestionada por McKinsey y por Alantra.

Ahora la banca ha iniciado conversaciones muy incipientes con ArcelorMittal para que adquiera el 67% de la firma de tubos Condesa.

La siderúrgica más grande del mundo ya tiene el 33% del capital de Condesa, por lo que es lógico que sea a la primera a la que el denominado G5 (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell) se dirija para intentar llegar a un acuerdo para la compra de la participación que controla la banca tras llevar a cabo su recapitalización.

La banca había suscrito una cláusula para evitar vender cualquier participación de Condesa a otra firma hasta febrero de 2019, razón por la que los cinco principales grupos bancarios han optado ahora por iniciar negociaciones con la siderúrgica, ya que su idea es llegar a esa fecha con un avance sobre el futuro del fabricante de tubos.

Como en todos los casos, el precio es decisivo para poder cerrar su venta. El valor total de Condesa podría elevarse a unos 100 millones de euros tras su recapitalización por parte del sector financiero.

Condesa es uno de los mayores fabricantes mundiales de tubos de acero soldado, pero la crisis iniciada en 2008 debilitó su negocio como sucedió a un gran número de empresas medianas y pequeñas españolas, núcleo en el que se quería central Phoenix. El objetivo para la que fue creada esta firma, de hecho, era salvar a estas empresas de tamaño medio que podrían ser viables si se solucionaba sus problemas de deuda. Fuentes financieras aseguran que tras la fuerte reestructuración de su deuda Condesa ahora es rentable, y ha logrado salvarse satisfactoriamente de un posible concurso de acreedores si no se hubiera recapitalizado su deuda por unos 200 millones de euros.

La empresa india ya estuvo interesada en controlar Condesa en 2014 y asumir parte de su deuda, pero al final adquirió una parte de su negocio.

Ahora puede que esté dispuesta a adquirir el 100% de su capital. De momento, la banca no ha abierto ningún contacto nuevo para la venta de Condesa. Una vez que las entidades financieras logren deshacerse de Condesa y cierren definitivamente la compra de GAM, prevista para el primer trimestre de 2019, liquidarán el Proyecto Phoenix, pese a que aún mantengan bajo su control Sistemas Técnicos de Encofrado (STEN), en la que poseen el 51% de su capital tras reestructurar su deuda.

El objetivo de la banca es vender esta firma, tras capitalizar unos 86 millones de euros de su deuda.

En este caso, la venta se podría producir a finales de 2019. Para ello buscan empresas de su mismo sector, que estuviesen dispuestas a adquirir incluso un 80% de su capital, ya que la familia que era la propietaria de Sten antes de que entrará la banca, y que ahora controla el 49% está dispuesta a seguir en la compañía con un porcentaje minoritario, que no superaría el 20%.

Las sociedades que examinaba Phoenix facturaban entre 200 millones a 500 millones de euros al año y era indispensable que fuesen viables. Pero, además de su exceso de endeudamiento necesitaban relanzar su actividad. La iniciativa de crear esta sociedad partió del exministro de Economía, Luis de Guindos, pero finalmente el Gobierno se desentendió del proyecto. Phoenix ha reestructurado alrededor de 700 millones de deuda de GAM, Chivite, Condesa y Sten en sus más de tres años de vida (se creó, tras varios tiras y aflojas en abril de 2015). 

La operación de GAM

Venta del 63%. El deseo de la banca de liquidar Phoenix ya se gestó en junio pasado. Como ejemplo de su objetivo de liquidación, las entidades financieras que controlan la mayoría del capital de GAM aprobaron en el orden del día de la junta de esta firma, celebrada en junio, ofrecer incentivos a los directivos de la empresa si se logra vender antes de finales del próximo ejercicio. Y así ha sido. El pasado 5 de diciembre se anunció un acuerdo para su venta a Gestamp. La operación para rescatar a la firma de alquiler de maquinaria GAM se llevará a cabo mediante una opa con un fuerte descuento y la posterior reestructuración nuevamente de la deuda de la sociedad. Gestamp comprará un 63% de GAM en manos de los bancos acreedores de la deuda (Sabadell, Liberbank, BBVA, Kutxabank, Bankia y CaixaBank).

Cotización. GAM cerró ayer a 1,25 euros por acción, con una subida del 2,46%.

Objetivo a medio cumplir. El Proyecto Phoenix solo ha conseguido incorporar para su recapitalización a cuatro empresas: GAM, Chivite, Condesa y Sten. Pese a ello, la banca considera que el objetivo de esta sociedad no ha sido tan negativo como parece, ya que se han salvado cuatro empresas que podrían haber terminado en liquidación en plena crisis.

Normas