La realidad del autónomo: mucha ilusión y trabajo. Y también desprotección

Un reportaje de TVE muestra la dura realidad de los trabajadores autónomos. Emprender es algo ilusionante y gratificante. Pero también se trabajan más horas, y con mayor desprotección.

realidada autónomo desprotección

En España hay más de 3 millones de trabajadores dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y no todos, como refleja el reportaje de TVE ‘La factura del autónomo’ se han dado de alta en dicho régimen por convencimiento o solidez del proyecto. También hay casos de necesidad, comprobando que no solo trabajan sin jefe, sino que también lo hacen sin horario, sin vacaciones y sin un sueldo fijo. El reportaje deja entrever varios casos de desprotección y falta de derechos laborales, que en muchos casos se acogen por obligación.

Empiezan con ilusión la aventura de emprender pero pronto chocan con las dificultades y se sienten desprotegidos por la administración. Así es como comenzaron los hermanos Rodríguez, María y Martín, que por propia iniciativa decidieron montar un bar en el mercado Rojas de Valencia. “Nos lanzamos a la aventura”, reconocen, dejando de esta manera un trabajo fijo para embarcarse en un negocio familiar.

"Se trabaja más horas, es un negocio familiar y lo hacemos todo nosotros. Los clientes responden muy bien”, admiten ambos que no concluyen su jornada cuando echan la persiana, sino que después deben continuar con el papeleo en la gestoría.

Allí tienen un asesor que les aconseja cómo deben realizar la facturación y les advierte de que la normativa les exige que cuando una empresa tiene gastos en conceptos como en dietas se deben abonar con tarjeta. “El fraude fiscal es grande a otros niveles. En pequeña escala se recauda más dinero porque el gran fraude cuesta mucho más trabajo”, les alerta.

Falta de protección

De la misma forma la abogada Inmaculada Clara alerta de que la tarifa plana para autónomos a través de la cual se pagan 50 euros mensuales incluye solo la contingencia común, no la de accidentes profesionales ni el cese por desempleo.

Por su parte, Juan José Moragrega, exquiosquero se queja de haber tenido que cerrar su quiosco de prensa por ir acumulando deudas en los últimos años. Sin embargo, a la hora de solicitar la prestación por cese de actividad se le denegó añadiendo que se siente “estafado” por la Seguridad Social.

Normas