Consejo de Ministros

El Gobierno aprueba el objetivo de déficit y un plan de empleo joven

Presentar el objetivo de estabilidad es el primer paso antes de los presupuestos

La ministra portavoz, Isabel Celaá.
La ministra portavoz, Isabel Celaá.

El Consejo de Ministros tiene previsto este viernes evaluar la remisión a las Cortes de los objetivos de estabilidad, como paso previo a la presentación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019.

El Ejecutivo ya avanzó que para este año 2018 estimaba un déficit del 2,7% del PIB, cinco décimas por encima del objetivo comprometido con Bruselas, y en julio actualizó la senda de estabilidad presupuestaria estimando un déficit del 1,8% para 2019, cinco décimas más que la previsión del Gobierno de Rajoy, del 1,1% en 2020 y de cuatro décimas en 2021, frente a las tres décimas y el superávit, respectivamente, previstos por el Ejecutivo del PP.

Sin embargo, la senda presupuestaria planteada por el Gobierno de Pedro Sánchez fue rechazada por el Congreso, con los votos en contra de PP, Cs, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y Bildu. La Ley de Estabilidad Presupuestaria establece que, en caso de que las Cortes no aprueben el techo de gasto, el Gobierno deberá volver a remitir a las Cortes un nuevo acuerdo en un plazo máximo de un mes.

Sin embargo, su visto bueno no es imprescindible para la aprobación de un proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019, que el Gobierno tiene previsto aprobar a mediados de enero.

La aprobación de los objetivos de estabilidad se producirá sin que se haya aprobado aún la reforma de la Ley de Estabilidad propuesta por el PSOE para eliminar el veto del Senado (en el que ostenta mayoría el PP) a la senda de estabilidad.

Plan de Choque por el Empleo Joven

Asimismo, el Consejo de Ministros tiene previsto estudiar este viernes el Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021, en el que se contemplan 50 medidas, estructuradas en seis ejes, para impulsar la contratación de jóvenes, reducir su tasa de paro y mejorar su formación.

El plan establece la creación de una red de 3.000 orientadores en los servicios públicos de empleo, que realizarán también tareas de prospección y captación de oferta, según el texto del plan al que ha tenido acceso Europa Press.

En concreto, el plan propone el nombramiento de 3.000 funcionarios interinos por un máximo de 18 meses, cuyo perfil profesional se acordará en la primera Conferencia Sectorial tras la aprobación del plan. Una parte importante de estos funcionarios proporcionarán atención individualizada a los jóvenes y realizarán un seguimiento de su itinerario de inserción.

Junto a estos 3.000 orientadores, se dará apoyo a la red SIJ-Injuve mediante la incorporación de 110 mediadores juveniles que se coordinarán con los servicios de empleo autonómicos para informar a los jóvenes de las medidas del plan y de los servicios que ofrecen las oficinas públicas de empleo y otros agentes del mercado laboral.

Los objetivos de este plan de choque pasan, entre otros, por establecer un marco laboral de empleo de calidad; dotar a los jóvenes de más competencias profesionales; proporcionarles una atención adecuada e individualizada; darles formación específica en igualdad de oportunidades, y combatir el efecto desánimo, y todo ello prestando especial atención a colectivos especialmente vulnerables como migrantes, parados de larga duración, personas que abandonaron la escuela y personas con discapacidad.

A la finalización de este plan en 2021, las metas que se han fijado Gobierno, sindicatos y empresarios son las de haber conseguido reducir la tasa de paro juvenil hasta el 23,5% (ahora es un 33%) disminuyendo en 168.000 el número de parados menores de 25 años, y elevar la tasa de actividad hasta el 73,5% en la franja de 20 a 29 años (58,7% en la actualidad). Este incremento deberá conseguirse aumentando en al menos un punto la tasa de actividad masculina y en al menos tres puntos la de las mujeres.

Normas