Retribución al accionista

Las empresas pagan cerca de 30.000 millones en dividendos este año

Las cotizadas españolas retribuirán en 2018 a sus accionistas el 4% más que en 2017, incluyendo los 2.000 millones de diciembre

Las empresas pagan cerca de 30.000 millones en dividendos este año pulsa en la foto

La cifra repartida en dividendos por las cotizadas españolas este año se quedará cerca de los 30.000 millones de euros, concretamente será de alrededor de 29.400 millones de euros, lo que supondrá una subida del 4% respecto a los 28.225 millones de euros que se repartieron en 2017, según datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME).

En noviembre, las numerosas empresas que retribuyeron a sus accionistas desembolsaron 3.100 millones de euros y según las estimaciones para el mes de diciembre, quedan por repartir otros 2.000 millones de euros aproximadamente.

El importe total de dividendos de 2018 promete ser el más elevado desembolsado desde 2014, ejercicio en que se superaron los 43.000 millones de euros. Sin embargo, un superdividendo extraordinario que repartió Endesa desvirtuó esta cifra teniendo en cuenta que desembolsó 15.000 millones de euros.

La mayoría de empresas del Ibex elevarán el pago de dividendo en 2019, con las excepciones de Mediaset, Dia, Acerinox y Meliá

Y es que las cotizadas siguen apostando por los dividendos como fórmula para seducir a los inversores. De cara a 2019, 31 de las 35 empresas que componen el Ibex mejorarán su retribución al accionista, según datos recogidos por FactSet y facilitados por Link Securities. Tan sólo Mediaset, que recortará el cupón, Dia, que ha suspendido el pago, y Acerinox y Meliá que empatan, son los únicos valores que no elevarán el dividendo en 2019.

“La tendencia general del mercado en 2018 y que todo apunta a que siga en 2019 ha sido la de incrementar dividendos. En un entorno marcado por la subida de tipos de interés en Estados Unidos, las empresas se ven empujadas a incrementar su rentabilidad por dividendo para ser más atractivas frente a los crecientes cupones pagados por la renta fija”, explica Aitor Méndez, analista de IG.

Las empresas se ven presionadas para potenciar el dividendo ante el alza de tipos, que va a dar más atractivo al cupón de la renta fija

La mejora de los resultados empresariales y los beneficios de la reforma fiscal de Trump “pusieron en manos de las cotizadas una gran cantidad de liquidez que permitió a muchas destinar ese dinero a gratificar a los accionistas”, bien con mayores repartos de beneficios o con la compra de acciones propias, que también es otra forma indirecta de premiar a los inversores, recuerda Méndez.

En España, las grandes cotizadas han seguido esta tendencia como medida para fidelizar a sus accionistas y atraer nuevos inversores a través de una mejora de la rentabilidad por dividendo o con el aumento del importe de los mismos.

Tradicionalmente, la Bolsa española es una de las más rentables por dividendo a nivel mundial. Felipe López, analista de Self Bank, recuerda que la rentabilidad por dividendo del “Ibex es del 4,4%, en comparación con el 3,9% del Eurostoxx o del 2,3% del S&P500”. Y es que en el Ibex 35 más de la mitad de sus valores ofrece una rentabilidad por dividendo estimada para 2019 superior al 5% destacando en los primeros puestos Mediaset, Endesa y Banco Sabadell con respectivos 8,9%, 7,1% y 6,8%. En el caso de Mediaset y Sabadell, su contundente caída bursátil de este año –del 37,5% y 36% respectivamente– contribuye a lo elevado del dato. Igual sucede con Naturhouse, con una rentabilidad por dividendo estimada del 10% tras caer en Bolsa en 2018 el 49% y que es una de las que paga antes de fin de año.

Sectores protagonistas

De cara a 2019, los expertos no esperan variaciones significativas. “Lo lógico sería que empresas que vienen elevándolo en los últimos años sigan haciéndolo, como es el caso de Inditex o de Amadeus”, recuerda Felipe López, de Self Bank. A nivel sectorial, Méndez, de IG, destaca el sector de las utilities. Recuerda que tradicionalmente, “el hecho de tener unas buenas políticas de payout (porcentaje del beneficio destinado al dividendo) ha sido el gran atractivo de estas compañías para muchos inversores. Con unos tipos de interés bajos en Europa (menores costes de financiación) podrían destinar más efectivo a dividendos en próximas fechas”.

Los expertos son menos optimistas con el sector financiero, pese a que según las estimaciones de FactSet, los bancos seguirán mejorando la retribución al accionista. López considera que habrá que estar atentos a posibles limitaciones que pueda establecer el Banco de España al reparto de dividendo por parte de algunas entidades.

Los expertos creen que las televisiones tradicionales que cotizan en Bolsa podrían interrumpir la mejora del dividendo que han llevado a cabo en los últimos años. “Tienen un payout del 100% y para 2019 se prevé un estancamiento de los beneficios”, explican en Self Bank.

Por su parte, Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, considera que los dividendos que más “peligran” en caso de cambio de ciclo son los de las compañías más ligadas al mismo por la “potencial caída de sus beneficios. Este tipo de compañías suele tener establecido un payout determinado, con lo que, a menor beneficio menor dividendo. Por su parte, el de los valores de corte de defensivo, que no suelen tener muy ligada su actividad al ciclo económico, generalmente está más asegurado”. En este caso, el analista añade que el problema de estos últimos valores es que suelen operar en sectores muy regulados, por lo que cualquier cambio en el marco regulatorio que les perjudique puede hacer que modifiquen sus políticas de remuneración al accionista.

Menos ‘scrip dividend’

La fórmula de premiar al accionista mediante el scrip dividend sigue teniendo sus adeptos en el mercado español. Repsol, Ferrovial, ACS o Iberdrola son algunos de los que siguen ofreciendo a los accionistas la posibilidad de cobrar el cupón en efectivo o recibir nuevas acciones. Sin embargo, Telefónica, que también se sumó esta corriente, ya paga todo en efectivo y Santander, que fue el encargado de introducir esta fórmula en el mercado español en 2009 bajo la batuta de Emilio Botín, cerró en noviembre su último scrip. En total han sido 22 dividendos elección. El momento en el que se empezó a usar esa fórmula para retribuir a los accionistas coincidió con el inicio de la crisis, cuando muchas compañías se vieron obligadas a recortar e incluso suprimir dividendos.

Dividendos europeos

Aunque en España hay numerosas compañías que tienen una política de retribución al accionista atractiva y creciente, en las Bolsas europeas también hay compañías atractivas por sus pagos de dividendo. Bancos, eléctricas y automovilísticas copan los puestos de los más rentables por dividendo del Euro Stoxx 50. Según las estimaciones de FactSet, Intensa San Paolo tiene una rentabilidad por dividendo del 9%. Le sigue Société Générale que con el 7,1%, repartirá un dividendo de 2,36 euros brutos por acción con cargo a los resultados de 2019.

Con rentabilidades por dividendo que superan el 7% también destacan el grupo inmobiliario francés, Unibail-Rodamco y el fabricante de automóviles alemán Daimler, con respectivos 7,8% y 7,1% y que tiene un dividendo por acción estimado para 2019 de 12,36 euros y 3,56 euros, respectivamente. El primer valor español del Euro Stoxx 50 por rentabilidad por dividendo es BBVA –que ocupa el puesto undécimo– con un 5,69% seguido de Santander, con un 5,5%; Iberdrola, con un 5,3% y Telefónica, con un 5,2%.

Intensa San Paolo, Unibail Rodamco, Société Générale, Daimler y BNP Paribas, los más rentables por dividendo del Euro Stoxx 50

Normas