Telefónica Brasil aprueba un nuevo dividendo y supera los 1.000 millones en 2018

La nueva retribución al accionista ronda los 310 millones de euros

Telefónica Brasil aprueba un nuevo dividendo y supera los 1.000 millones en 2018
Reuters

Telefónica tira de nuevo de la caja de su filial brasileña, la segunda mayor del grupo, solo por detrás de España. Así, el consejo de administración de Telefónica Brasil ha aprobado una nueva retribución a los accionistas, en este caso por un importe de 1.350 millones de reales (casi 310 millones de euros), con cargo al ejercicio de 2018. De nuevo, la teleco ha optado por la fórmula del interés de capital propio, clásica en las compañías del país sudamericano.

La operadora señaló que el nuevo interés de capital propio está basado en los beneficios netos contabilizados en su balance, con fecha del pasado 31 de octubre de 2018. En un hecho relevante remitido a la autoridad bursátil brasileña, la empresa indicó que el desembolso se realizará a lo largo de 2019, una vez que el consejo de administración fije la fecha definitiva.

La nueva retribución al inversor de Telefónica Brasil es la segunda mayor del año. A principios de septiembre, Telefónica Brasil aprobó el pago de un dividendo, también bajo la vía del interés de capital propio, de 2.800 millones de reales.

Desde principios de año, la compañía ha aprobado retribuciones a los accionistas por un importe total de 4.550 millones de reales (casi 1.050 millones de euros).

La principal beneficiaria de las retribuciones a los inversores es la propia Telefónica, principal accionista de la operadora brasileña con casi un 74% del capital. De esta forma, el grupo español percibiría casi 780 millones de euros.

De igual forma, con este nuevo paso, Telefónica Brasil confirma su estrategia de mantener una alta retribución al accionista. Este fue, de hecho, uno de los ejes del día del inversor de la compañía, celebrado en Nueva York el pasado mes de marzo.

Telefónica Brasil registró un beneficio neto de 3.168 millones de reales en el tercer trimestre del año, un 159% más, gracias los extraordinarios, entre los que figura una sentencia favorable en un litigio fiscal. Sin ellos, el beneficio subió un 56,6%. A su vez, el Ebitda recurrente aumentó un 5,3%, gracias al contrato móvil y la fibra óptica.

Normas