El impulsor del Eurovegas extremeño, en la lista de morosos de Hacienda

Francisco Nuchera adeudaba 1,8 millones por un proyecto en la misma ubicación

Este exconsejero bético ideó un desarrollo urbanístico en 2002

El impulsor del Eurovegas extremeño, en la lista de morosos de Hacienda

Extremadura se prepara para analizar y, probablemente aprobar, un proyecto único en España de juego, ocio, hotelero y residencial en el municipio pacense de Castilblanco. Pero, ¿quién está detrás de esta idea de Eurovegas en la comarca de la Siberia extremeña? El impulsor es el empresario sevillano Francisco Nuchera, exconsejero bético y uno de los morosos que aparecen en la lista de deudores de Hacienda, precisamente por un anterior proyecto inmobiliario en la misma ubicación.

El empresario sevillano mantenía una deuda de 1,87 millones de euros con Hacienda a cierre de 2017, según la lista pública de la Agencia Tributaria, a través de la compañía Nuchera & Nuchera, de la que es propietario y administrador. Ese pasivo había llegado a ser de 2,7 millones un año antes.

Este empresario es muy conocido en Sevilla y Andalucía. Intentó hacerse con el Xerez CD y fue miembro del consejo de administración del Betis en la etapa de Manuel Ruiz de Lopera. Estuvo casado con una hija de un presidente panameño y está vinculado a media docena de sociedades, entre ellas una dedicada al negocio termosolar.

La historia de Nuchera en Castilblanco se remonta a 2002, intentando desarrollar un proyecto inmobiliario que fue evolucionando de un centro de entrenamiento de alto nivel a una gran urbanización con campo de golf que iba a estar diseñado por el prestigioso exjugador Jack Nicklaus, según informó la prensa entonces.

Nuchera llegó a comenzar la urbanización de varios terrenos en Castilblanco. Incluso algún medio publicó que Pelé iba a comprarse una casa allí. Pero la crisis le pilló en el camino y el sueño terminó. Según fuentes cercanas al empresario, en ese momento fue cuando llegó Hacienda, reclamando pagos por unas transmisiones de fincas. Aunque el empresario no está de acuerdo con la petición fiscal y tiene recurrida esa decisión de la Agencia Tributaria en el Tribunal Económico Administrativo.

“Yo he impulsado este proyecto. Me ha costado 15 años y recorrerme todo el mundo buscando inversores. Es un sacrificio mío”, reconoce a Cinco Días el propio Nuchera. En la presentación del proyecto, varias de las autoridades allí presentes le reconocieron como el verdadero impulsor.

Nuchera & Nuchera, la deudora con Hacienda, fue propietaria de una pequeña parte de los terrenos donde ahora se desarrollará el proyecto mayor conocido como Elysium City, según la fuentes cercanas al empresario. Pero Nuchera hay ido comprando más terrenos, sobre los que la actual promotora del desarrollo, la empresa estadounidense Cora Alpha, ha ejercido una compra aplazada y vinculada a la aprobación del plan por parte de la Junta de Extremadura.

La nueva empresa de Nuchera que es propietaria de los terrenos donde se levantará Elysium, sobre 1.200 hectáreas, se llama Castilblanco Luxury, según se recoge en un documento del Ayuntamiento de Castilblanco. El empresario no ha querido desvelar la cifra que ingresará por la venta de las parcelas, pero asegura que seguirá vinculado a Elysium ayudando a la firma americana.

Anteriormente a encontrar a Cora Alpha, Nuchera y el ayuntamiento pacense trabajaron en un proyecto similar de casinos y ocio con el grupo estadounidense Triple Five, que llegó a informar a la Junta de Extremadura pero que decidió abandonar el desarrollo hace unos meses.

Una inversión de hasta 10.000 millones

Ciudad. El proyecto ha sido bautizado como Elysium City, una palabra proveniente del término paraíso en la Grecia clásica. La nueva empresa promotora se llama Cora Alpha, con el exvicepresidente de Disney John Cora a la cabeza. La inversión prevista inicial es de 3.500 millones de euros, pero podría llegar a los 10.000 en una segunda fase.

Instalaciones. Incluye cuatro casinos, cuatro hoteles (uno de cinco estrellas), un parque temático, un parque acuático, 2.000 viviendas, un puerto deportivo vinculado al embalse de García Sola y hasta un estadio de 40.000 asientos. La junta ha recibido ya el proyecto y se espera que, si se aprueba, pueda comenzar con los trabajos en un año.

Normas