El beneficio de Ikea se hunde un 26% en plena reestructuración

La compañía sueca registró una ganancia operativa de 2.250 millones en el último ejercicio

Sus ingresos crecieron un 5%, con un alza del 50% en las ventas online

ikea beneficio
Centro comercial de Ikea en Inglaterra. Getty Images

Ingka Group, el mayor grupo de tiendas Ikea en el mundo, cerró el ejercicio fiscal 2018, finalizado el pasado mes de agosto, con una caída del 26% en su beneficio operativo, según ha anunciado esta mañana, cayendo de los 3.000 millones de euros registrados el año pasado a 2.250.

La compañía explicó la caída por el gran volumen de inversiones realizadas durante el ejercicio, que alcanzaron los 2.800 millones, así como por la transformación en su oferta online, sus servicios de entrega a domicilio y las aperturas de nuevas tiendas en los centros urbanos, como la inaugurada en la calle Goya de Madrid durante el pasado verano. El incremento de un 5% de los ingresos por las ventas en sus centros no fueron suficientes para frenar el descenso del beneficio, como tampoco el alza del 50% en sus ventas online, uno de los principales retos que se ha fijado la compañía para los próximos años.

El responsable financiero del grupo, el español Juvencio Maeztu, ha anticipado que el beneficio de Ikea se mantendrá en los niveles actuales durante los próximos dos años, en los que continuará con el proceso de transformación de su negocio. Entre las medidas que se llevarán a cabo, se se incluyen la eliminación de 7.500 puestos de trabajo, principalmente en puestos administrativos, y la creación de otros 11.500, y cerca de 6.000 millones de inversión para los próximos tres ejercicios.

"Aunque este proceso tiene impacto en nuestros resultados, es una decisión consciente el comenzar un periodo de tres años para transformar nuestro negocio y estar mejor preparados para los próximos 75 años", ha analizado Maeztu. "El sector del retail está registrando cambios de forma muy rápida en todo el mundo, y por eso estamos haciendo estas inversiones", ha explicado, añadiendo que "conlleva un gran esfuerzo estar bien preparado para todos los tipos de negocio que vienen".

En España Ikea facturó 1.497 millones de euros en el ejercicio fiscal 2018, finalizado el 31 de agosto, un 2,1% más respecto al año anterior, frente al avance de más del 5% que experimentó en 2017 en comparación con 2016.

Normas
Entra en El País para participar