Credit Suisse estudia convertir Madrid en su base legal en la UE tras el Brexit

Inicialmente, la firma planeaba trasladar solo a los empleados de banca de inversión

La capital española y Fráncfort serían las principales candidatas tras haber descartado París

Credit Suisse Brexit

Credit Suisse estaría estudiando la posibilidad de convertir Madrid en su base legal dentro de la Unión Europea tras el Brexit, según publica Bloomberg. Inicialmente, los rumores indicaban que el banco de inversión pensaba mudar durante una primera fase a unos unos 50 banqueros procedentes de la City.

Pero la información publicada por la agencia de noticias, va un paso más allá. Como parte de su preparación para un escenario postbrexit, el banco estaría considerando la opción de convertir a España en el centro legal para la mayor parte de sus operaciones en la Unión Europea y dejar a Alemania un puesto secundario. Todo esto llevaría a que Credit Suisse incrementara el número de puestos de trabajos de su división de Mercados Globales en Madrid.

"Credit Suisse está trabajando para mantener el acceso a los clientes y el mercado de la Unión Europea mediante el traslado de nuestra infraestructura existente en caso de un Brexit duro. Las conversaciones con los reguladores, empleado y principales accionistas continúan, pero como ya habíamos dicho nuestra solución implicaría múltiples localizaciones, incluidas Madrid, Fráncfort y Luxemburgo. Londres continuarán siendo un parte claves del banco incluso después de la salida de Reino Unido de la UE", recoge la entidad en declaraciones.

El banco con sede en Zúrich todavía está estudiando la recolocación de los empleados de su unidad de asesoría a varias localizaciones europeas, entre las que se encuentran Madrid y Fráncfort. En una primera fase del Brexit, la entidad tendría planeado desplazar a 250 empleados. Según las fuentes consultadas por Bloomberg, Credit Suisse estaría en negociaciones con el Gobierno español y podría decantarse por la opción de Madrid debido a que los costes serían más bajos. No obstante, la firma aún no ha tomado ninguna decisión y sus planes todavía pueden cambiar. 

El segundo mayor banco suizo valoró a principios de año trasladarse a París, según fuentes cercanas. El banco ha rechazado la capital francesa tras las conversaciones mantenidas con los reguladores locales y el Gobierno, según estas mismas fuentes.

La ruptura entre la UE y Reino Unido ha hecho que otros bancos hayan decidido trasladar sus plantillas de Londres a otras ciudades europeas. Como parte de su plan de contingencia, UBS y Morgan Stanley trasladan su centro de operaciones a Fráncfort mientras que Deutsche Bank está estudiando mover a cientos de empleados a esta ciudad y Goldman Sachs ya ha comenzado con el proceso.  


Normas
Entra en El País para participar