El Black Friday se alarga hasta las Navidades

El 57% de los consumidores de EE UU prevén seguir comprando hasta final de año

black friday
Black Friday en Macy's (Nueva York), el pasado jueves. REUTERS

El Black Friday se ha convertido en uno de los principales impulsores de la venta online, tanto durante su celebración, como en el resto del periodo de compras navideñas; pero también en el resto del año, al acostumbrar a los consumidores a esta forma de compra, que evita las colas y aglomeraciones propias de ciertos periodos.

Uno de los orígenes posibles del término Black Friday (viernes negro), es que era cuando los comercios de Estados Unidos -de donde viene originalmente- conseguían cambiar los números del año de rojos (negativos) a negros. Para los comercios online, desde luego es un día clave para las cuentas del año, pero si sigue la tendencia, quizás consigan puedan pasar del rojo al negro cada vez más pronto.

Según un informe de la escuela de negocios de Barcelona OBS Business School, durante la Cibersemana 2017, que incluye el Black Friday, los pedidos a través de PC en España se incrementaron un tercio (7 millones frente a los 5,3 millones en 2016). El sector de la moda incrementó sus ventas online un 25% respecto del año anterior y se llevó casi el 18% de las ventas totales.

Los consumidores buscan aprovechar los grandes descuentos, claro, además de ahorrar tiempo, Según una encuesta en EE UU de Deloitte, otros motivos son la comodidad de comprar desde casa (ahora más con el smartphone), la disponibilidad de hacerlo a cualquier hora, y la facilidad de comparar precios.

En los últimos cuatro años, las búsquedas online sobre el Black Friday se han multiplicado por 14 y los picos de actividad ya se empiezan a notar antes de que finalice el mes de octubre.

En el país de origen

En Estados Unidos casi todos los compradores siguen usando ordenadores y portátiles para sus compras online estos días, pero el smartphone gana terreno, cuenta Deloitte. Y más de la mitad de las compras se harán por internet, algo más que el año pasado. Pero aquellos vendedores que no hayan cubierto sus expectativas este lunes, pueden estar tranquilos: el 57% de los consumidores prevén alargar el periodo de compras hasta las Navidades, en lo que se denomina Holiday season (Estación de las fiestas).

Las cifras de facturación de EE UU, Europa, Asia y Latinoamérica, cuenta OBS, demuestran que el fenómeno del Holiday season se ha globalizado y seguirá expandiéndose y creciendo conforme se vayan incorporando nuevos minoristas, nuevos mercados y nuevos compradores

En España también se está produciendo este alargamiento. Dos de cada tres compradores aseguran que las compras de estos días les sirven para adelantar las de Navidad, según el Observatorio Cetelem.

En 2017 las ventas durante este tiempo expandido generaron una facturación online de 15,5 millones de euros; para este año se prevé que esta facturación crezca un 11%, y que hasta 2022 tenga una subida paulatina hasta alcanzar los 24,5 millones; es decir, un crecimiento del 58% en cinco años. Las ventas online del Holiday season español en 2017, según el estudio de OBS, fueron principalmente en moda.

Efecto en todo el año

Lo que surge del análisis de este período, según el informe de OBS, es el “despertar masivo de una forma de comprar” que lejos de estar motivado por precio y categorías específicas, responde a una única variable: la comodidad. “Durante 2017 en general y en el período festivo en particular quedó claro que los consumidores perdieron definitivamente el miedo a la compra digital y se engrosó la masa crítica de compradores online que terminaron adoptando la modalidad también para sus compras habituales.”

Se espera que las ventas del ecommerce en España supongan este año un 6,5% de las totales del sector minorista (frente al 6% del año anterior). Además, se prevé que hasta 2022 la venta de moda online crezca un 72%, y la de muebles y hogar, un 70%.

Normas