La banca aún pierde 8.600 millones en Bolsa desde la polémica del AJD

Liberbank es el mejor con un descenso del 2,1%

Sabadell pierde el 11,8% y amplía su descenso en el año al 32,8%, el mayor del sector

Bancos caídas pulsa en la foto

La nueva realidad que comenzó para la banca española el día 18, con la sentencia del Supremo que establecía que era el banco quien debía pagar el impuesto a las hipotecas, ha provocado un agujero bursátil en el sector que está lejos de cerrarse. Aquel día los bancos del Ibex vieron esfumarse 5.800 millones de euros de capitalización y ninguno de ellos ha recuperado aún los niveles previos a aquella jornada. Fuera del Ibex, Liberbank es la mejor con una caída del 2,1%.

La polémica sobre quién debía pagar el impuesto de las hipotecas –y que quedó resuelta por el Gobierno con un real decreto que entró en vigor el 9 de noviembre que establece debe hacerlo el banco– ha sido la puntilla en Bolsa para un sector que ya acusaba una mala evolución en el año y que ha profundizado su caída.

Desde la jornada del 18 de octubre, a la que luego siguieron jornadas de incertidumbre hasta el pronunciamiento definitivo del Supremo y el posterior decreto del Gobierno en sentido contrario a la doctrina del alto tribunal, las caídas en los que forman parte del Ibex van desde el 11% de descenso que sufre Sabadell al 4,1% de retroceso de Santander, el que más ha rehecho su cotización. Desde aquella fecha, el conjunto de bancos del Ibex todavía pierde 8.100 millones de euros de capitalización bursátil, un descenso que acentúa el negativo balance anual del sector. En lo que va de año, Santander, Bankia, BBVA y Sabadell sufren derrumbes de entre el 25% y el 32%. Si se suman las pérdidas de valor de Unicaja y Liberbank, la pérdida es de 8.618 millones. La antigua caja malagueña pierde casi 500 millones y se sitúa por debajo del precio de su OPS de junio de 2017.

En la fuerte pérdida de valor bursátil de la banca española durante el último mes ha sido determinante la inquietud surgida alrededor del producto estrella del sector, las hipotecas. Que ahora sea el banco, y no el cliente, quien asuma el impuesto de actos jurídicos documentados supone una carga para el sector que no necesariamente va a trasladar en su totalidad al cliente. Los bancos están de hecho inmersos en una fuerte rivalidad por captar al cliente rentable, aunque la nueva realidad los esté obligando a revisar el conjunto de su oferta hipotecaria.

En el camino bursátil de la banca se han cruzado también en el último mes el resultado de los test de estrés, nuevos capítulos del pulso que ha lanzado Italia a la Comisión Europea con sus presupuestos y la inquietud por e l Brexit. De hecho, Unicredit y Deutsche Bank sufren mayores caídas que los bancos españoles desde mediados de octubre.

Los analistas dan el año por perdido para las cotizaciones bancarias, con la vista puesta en 2019 y en el mensaje que lance el BCE en su reunión del 13 de diciembre. “El próximo año será la ocasión para que el sector se recupere”, señala Nuria Álvarez, de Renta 4. Jefferies reconoce que el mercado está en modo “primero disparo y luego pregunto” con los bancos españoles. La firma contribuyó ayer a la caída del sector con un informe en el que recorta el precio objetivo de todos los bancos del Ibex. Jefferies solo recomienda comprar CaixaBank.

SANTANDER 3,64 -0,36%
BBVA 4,65 -1,02%
CAIXABANK 2,28 -0,44%
BANKIA 1,62 -1,61%
SABADELL 0,85 -1,33%
BANKINTER 5,66 -1,29%
UNICAJA BANCO 0,71 -0,21%
LIBERBANK 0,29 -0,62%
Normas