Los inspectores del BdE redactan una reforma de la supervisión que presentarán al Congreso

La directora general de supervisión reúne hoy al colectivo

Afirman que la inspección pivota sobre la autoevaluación de las entidades

Sede del Banco de España
Sede del Banco de España

Nuevo episodio entre las diferencias existentes desde hace ya varios años entre la Asociación de Inspectores y Auditores Informáticos (AIBE) del Banco de España y la cúpula de esta institución, aunque en este caso está totalmente abierto al diálogo y a llegar a un entendimiento con el gobernador, Pablo Hernández de Cos, y la subgobernadora, Margarita Delgado, y viceversa.
Dentro de este espíritu, y pese al considerado nefasto episodio de las escuchas en una reciente reunión de Margarita Delgado con los inspectores, la nueva directora general de supervisión, Mercedes Olano, ha convocado para hoy viernes una reunión con todo el departamento de supervisión, unas 480 personas.

La reunión coincide con varios acontecimientos dentro de los interiores del emblemático edificio de Alcalá 48. De momento, el próximo lunes la AIBE ha convocado una asamblea con varios puntos del día. Entre ellos está la aprobación, si procede, de un documento (al que ha tenido acceso Cinco Días) de 42 páginas, con la propuesta de reforma legal para la mejora de la supervisión sobre entidades de crédito, y una nueva regulación sobre la profesión de inspector del Banco de España.

Este texto ha sido elaborado por este colectivo con el asesoramiento jurídico de Manuel Izquierdo y Manuel Rebollo, catedráticos de Derecho Administrativo de la Universidad de Córdoba. Además la asociación informará sobre las dos denuncias interpuestas por la asociación de inspectores contra las últimas convocatorias públicas para la incorporación de más de 45 inspectores, cuyas pruebas de acceso fueron muy criticadas por AIBE. Consideraba que los requisitos no reflejaban a su profesión.

Otro punto hace referencia a la renuncia de la actual cúpula de la asociación. De esta forma, Pedro Luis Sánchez, presidente de la asociación, y el secretario de la mis Asociación de Inspectores y Auditores Informáticos, José Antonio Delgado, renunciarán a sus puestos, pero no dejarán sus cargos hasta que tomen posesión sus sucesores en una transición pactada. Tanto Sánchez como Delgado fueron muy beligerantes con la actuación de la antigua cúpula del Banco de España durante la crisis financiera a su paso por la comisión del Congreso de los Diputados que investigaba la caída de las cajas de ahorros y de Popular.

Sánchez afirmó que la nueva supervisión europea “conduce a un desastre todavía mayor del que hemos conocido”. Mientras que José Antonio Delgado denunció la “captura del supervisor ante la influencia de las propias entidades supervisadas”. Ahora, gran parte de los directores a los que iban dirigidos esos mensajes ya no están en los primeros puestos del Banco de España.

Además de esta asamblea de AIBE, el próximo 19 de diciembre se celebrarán elecciones sindicales en el Banco de España, aunque varias fuentes coinciden en que en este sentido no se esperan sorpresas, ya que es previsible que repita la Asociación Grupo de Directivos (AGD), encabezada por José Miguel Mateos. De hecho, otras fuentes del colectivo de inspectores no descartan que Mateos aproveche para presentarse como candidato a presidir AIBE.

Aunque la reunión de Mercedes Olano con los miembros del departamento de supervisión es, según varias fuentes, protocolaria, lo cierto es que esperan varios mensajes sobre la nueva actuación que deben realizar los inspectores de este departamento en el futuro.

La dirección de supervisión, además, será una de las primeras en sufrir una mayor transformación en los próximos meses, en gran parte derivados de la vacante que ha dejado la propia Olano en la división 4, responsable de la supervisión de los grandes bancos españoles.Además, se especula con la fusión de este departamento con la dirección de planificación, dependiente de Juan Serrano. 

Mientras, el documento que tiene previsto aprobar el lunes la asociación de inspectores tiene como objetivo remitirlo al Congreso, para que los diferentes grupos políticos lo analicen. En él se critica muy duramente la actuación del Banco de España en la crisis financiera, razón por la que Izquierdo y Rebollo redactan una serie de artículos para modificar la actual supervisión del Banco de España y su relación con el BCE, a la vez que proponen unos nuevos estatutos para regular la profesión de inspector de la institución supervisora.

“Entre las causas de carácter interno (de la crisis) deben incluirse ciertos déficits en la actividad de supervisión sobre las entidades de crédito por parte del Banco de España (...). Se ha devaluado la trascendencia de las actuaciones realizadas por este personal y, en otras, esos resultados no han llegado a los órganos de dirección correspondientes”, critica el preámbulo.

En el documento se afirma que la supervisión “pivota de manera excesiva en el análisis de la documentación, información y autoevaluación aportada por las entidades, que necesita completarse con unas actuaciones de investigación e inspección que verifique de manera directa la situación efectiva de las entidades”.

Argumentario. En el documento realizado por los catedráticos Manuel Izquierdo y Manuel Rebollo se asegura que con los cambios propuestos “se trata de reforzar las actuaciones de supervisión consistentes en la verificación de la información financiera reportada por las entidades supervisoras y acceder directamente a las fuentes primarias que permitan ofrecer una imagen fiel de la entidad, pues otra de las lecciones aprendidas de la reciente crisis bancaria es que esa información financiera reportada no siempre ofrecía esa imagen fiel”.

Los inspectores del Banco de España aplauden la disposición del nuevo equipo de la institución, encabezado por el gobernador Pablo Hernández de Cos, para intentar limar las diferencias existentes entre este colectivo y la cúpula de supervisión, tras casi 20 años de conflictos.
La Asociación de Inspectores y Auditores Informáticos del Banco de España cuenta en la actualidad con el mayor número de afiliados de su historia, con unos 250 asociados.

Juicio de Bankia. La crisis financiera que se inició en 2007 llevó consigo la caída de las cajas de ahorros. Solo las supervivientes pudieron transformarse en bancos. La asamblea de la AIBE se celebra precisamente el mismo día que se inicia el juicio sobre la salida a Bolsa de Bankia.

Normas
Entra en El País para participar