Grifols y la china Shanghai RAAS incluirían en su fusión a la alemana Biotest

Citi y JP Morgan detallan que la integración puede ser aún mayor

En la sesión de ayer, el laboratorio catalán cerró con un alza del 0,31%

Víctor Grífols, presidente de Grifols.
Víctor Grífols, presidente de Grifols.

La anunciada fusión de una filial de Grifols con la china Shanghai RAAS, aún en negociaciones, puede ser industrialmente aún mayor, según recogieron ayer sendos informes de JP Morgan y Citi, ya que estas entidades esperan que la integración incluya a la alemana Biotest.

Este miércoles Grifols anunció que estaba en negociaciones con su rival china para integrar la filial estadounidense Grifols Diagnostics Solutions (GDS), valorada en 4.400 millones de euros, en Shanghai RAAS. Esta empresa asiática tiene un valor bursátil de 12.315 millones. La empresa catalana pone como condición que aunque no controle la mitad de las acciones, en cualquier caso deberá tener la mayoría de los derechos de voto. Además, la autoridad china tendrá que dar el visto bueno a la operación, que se prevé cerrar en el primer semestre de 2019 y que afecta a un sector, el del plasma, considerado estratégico por el Gobierno de ese país.

A la anunciada negociación sobre la fusión, se podría incorporar ahora los activos de una tercera compañía, la alemana Biotest. El punto clave es el accionista común de la empresa alemana y de Shanghai RAAS, un fondo de capital riesgo chino llamado Creat. Esta firma anunció al inicio del año la compra por 1.200 millones de la empresa germana y está en pleno proceso de integración en Shanghai RAAS.

De hecho, como recuerda JP Morgan en su informe, la cotización de Shanghai RAAS está suspendida, pendiente del acuerdo de Creat con Biotest. “En este momento no está claro hasta qué punto el acuerdo financiero de Biotest cambiará el perfil financiero de Shanghai RAAS, pero esto podría significar que Grifols adquirirá una parte de una entidad aún más grande”, se señala en el documento de JP Morgan. Coincidentemente, Citi recuerda también al mercado que el vehículo de inversión Creat, que ha adquirido recientemente Biotest, controla más del 30% del futuro socio de Grifols.

Es una “noticia positiva de impacto difícil de cuantificar hasta conocer el precio final (canje de acciones) y los detalles del acuerdo (si finalmente se materializa). Valoramos positivamente esta inversión en la medida en que abriría a Grifols las puertas de China, uno de los mercados con mayor potencial del mundo”, opinan desde Banco Sabadell en un documento sobre la operación. “Por otro lado, a pesar de que la compañía tiene un tamaño muy inferior al de Grifols, [la compañía catalana] aspira a tener más de un 50% de los derechos de voto, lo que le permitirá tomar el control y poner en marcha medidas de crecimiento y mejora de la eficiencia”, se añade.

JP Morgan calcula que Grifols podría obtener un 25% de las nuevas acciones de la sociedad resultante, aunque controle el 51% de los derechos de voto. Esa dilución en el capital podría provocar “una significante” y proporcional pérdida de ganancias de esa división.

Precisamente la valoración del canje de acciones es una de las grandes dudas del acuerdo. La subsidiaria GDS, valorada en 4.400 millones, factura 700 millones, frente a solo 238 millones de la china, según recoge Bloomberg. Esa sobrevaloración en Bolsa de la china, se explica, según fuentes consultadas, por el potencial de crecimiento de ese mercado y la oportunidad de llegar al país más poblado del mundo.

“Grifols puede asegurar una posición estratégica a través de un operador de alta calidad en el mercado chino de plasma sanguíneo, que ofrece un importante potencial de crecimiento”, se destaca en el documento de Citi. Este banco también detalla que la empresa china es de las pocas que exportan a otros países de Asia y a Latinoamérica.

La empresa catalana cerró ayer la sesión de Bolsa con una subida del 0,31%, a un precio de 25,63 euros. Esta operación, si se finaliza, se convertirá en el mayor movimiento corporativo de Grifols. En 2010 adquirió la estadounidense Talecris por alrededor de 2.800 millones, lo que le dio paso al mayor mercado del mundo de plasma así como a una gran capacidad de industrialización de los hemoderivados.

Cómo es la empresa china

Industria.Shanghai RAA cuenta con 41 centros de donación de plasma en China y su capacidad de fraccionamiento supera los dos millones de litros de plasma al año.

Área. Es una empresa farmacéutica especializada en la investigación, producción y venta de productos derivados del plasma, el mismo negocio de la empresa catalana. Sus hemoderivados tienen un uso terapéutico en las áreas de inmunología, hematología y medicamentos para cuidados intensivos, “siendo líder en China en el sector de los medicamentos derivados del plasma”, según el comunicado de Grifols.

Área. Tiene ingresos por 238 millones y un ebitda de 123 millones.

Normas