Pimco alerta del riesgo de otra crisis de deuda soberana en la eurozona

La mayor gestora del mundo en renta fija recomienda vender deuda italiana y española

Su director de inversiones avisa del rearme de los populismos y del riesgo de contagio

Pimco
Andrew Balls, director de inversiones de renta fija de Pimco.

El mayor inversor del planeta en deuda soberana sigue con preocupación la evolución de la política italiana. La gestora de activos Pimco (propiedad de la aseguradora alemana Allianz) tiene una cartera de inversiones de 1,77 billones de dólares (1,55 billones de euros). Su seña de identidad son los bonos, y la situación en Italia cada vez le gusta menos.

El pulso que mantiene el Gobierno populista italiano (surgido de una alianza contra natura entre la ultraderechista Liga Norte y el Movimiento Cinco Estrellas) y las autoridades de la Unión Europea, a cuenta de las previsiones presupuestarias presentadas a Bruselas para su validación, empieza a recordar demasiado al caso griego.

“Hay un aumento del riesgo político evidente en Italia", explica Andrew Balls, director de inversiones en renta fija de la gestora, durante unas jornadas para prensa organizadas en su sede de Londres. “Recordemos que en el primer borrador pactado por los dos partidos que están en el Gobierno se incluía la realización de un referéndum sobre la permanencia de Europa en la zona euro".

Para Balls, la probabilidad de que Italia suspenda pagos "es muy baja", pero los mercados se están poniendo nerviosos por el alto endeudamiento del país y el poco compromiso para reducir el déficit público.

Pimco lleva unas semanas reduciendo su exposición a bonos italianos, pero también a otra deuda periférica, como la española. “Se está produciendo un contagio a otros países por el riesgo de una nueva crisis de deuda en la zona euro". Incluso están infraponderando la deuda soberana de Francia porque “ofrece unos retornos muy bajos para los riesgos a los que nos enfrentamos", apunta Balls.

La situación de Italia preocupa especialmente porque coincide con un momento de desaceleración de la economía mundial y con el inicio del fin de la retirada de estímulos por parte del Banco Central Europeo (BCE). “Si empieza otra recesión en Europa, el BCE no tiene mucho márgen de maniobra, a diferencia de la Reserva Federal de Estados Unidos. Por eso somos muy cautos con las perspectivas de la deuda pública del sur de Europa", explica Gene Frieda, estratega jefe de Pimco en Europa.

Hoy mismo, la Comisión Europea ha advertido a Italia de que podría imponerle una multa de hasta 3.500 millones por su falta de compromiso para reducir su deuda pública. 

Normas