La debilidad del Gobierno de Sánchez es vista como una oportunidad para Pimco

La gestora afirma que la actual situación de bloqueo impide derogar las reformas estructurales

Descartan que la inestabilidad en Italia desemboque en una nueva crisis del euro

Joachim Fels, asesor económico global de Pimco
Joachim Fels, asesor económico global de Pimco

Italia ha devuelto a la periferia europea al punto de mira de los inversores. Con el mercado revuelto por la crisis que ha abierto el objetivo de déficit del Gobierno italiano son muchos los que miran con recelo a España. La debilidad del Gobierno de Pedro Sánchez levanta suspicacias entre muchos inversores. Sin embargo para Pimco esta debilidad es más bien una fortaleza. Joachim Fels, asesor económico global de la firma, señaló que la situación política española no es algo que les “preocupe especialmente”.

En la presentación del último informe de perspectivas cíclicas para 2019, el experto afirmó en un entorno de crecimiento como el actual la minoría parlamentaria impide al Gobierno dar marcha atrás en las reformas estructurales. Después de los ajustes acometidos en el pasado, la economía española sigue gozando de unos fundamentales sólidos. Como contraposición a este escenario, Fels puso como ejemplo la situación que vive Italia donde la mayoría que ostenta la coalición de Gobierno les ha llevado a fijar un objetivo de déficit por encima del 2% prometido a Bruselas.

Pese al revuelo causado en los últimos días por el objetivo de déficit italiano, desde la gestora no creen que la sangre llegue al río y descartan que la inestabilidad actual concluya en una nueva crisis sobre el futuro del euro. Eso sí, el experto señala la posibilidad de que el BCE acabe retrasando la subida de tipos para evitar que el aumento de las rentabilidades en el mercado de deuda acabe asfixiando el crecimiento económico.

Pimco, la mayor gestora de renta fija prevé que en 2019 la economía mundial siga creciendo, pero a tasas mucho más moderadas. En su último informe de perspectivas cíclicas la firma cree que existen razones para pensar que la fase final del ciclo se prolongará más tiempo. “Aunque somos conscientes de los riesgos de un final prematuro, creemos que es demasiado pronto para emprender la huida”, recoge el informe presentado por Joachim Fels, asesor económico global de la gestora. Cada día son más los expertos que se suman a esta idea y son conscientes del peligro que supone cambiar las carteras como escudo protector, desmarcándose de las revalorizaciones de los activos. Según las previsiones, los mercados desarrolados crecerán entre un 1,75% y 2,25% el próximo año y los emergentes entre un 4,75% y un 5,75%.

Invertir en el entorno actual es cada vez más complicado por eso Fels señala como lema las palabras flexibilidad y prudencia. En un escenario en el que la Reserva Federal continuará elevando los tipos hasta tres veces más en 2019 desde Pimco no descartan un incremento de la volatilidad y situaciones que pongan a prueba la liquidez, especialmente en los mercados de crédito. Esto debe ir acompañado de una cartera diversificada.

Desde la gestora aconsejan infraponderar la duración así como el riesgo de crédito como consecuencia de unas valoraciones muy ajustadas. Por contra recomienda sobreponderar bonos de titulización hipotecaria no emitidos por agencias así como los productos estructurados. En lo que a divisas y mercados emergentes se refiera en Pimco optan por mantener pequeñas sobreponderaciones en estos pero con una dimensión reducida que refleje tanto valoraciones atractivas como la incertidumbre en las perspectivas de los distintos países.

En renta variable, y tendiendo en cuenta la subida de tipos de la Fed, el incremento de la inflación y el mayor proteccionismo, desde la firma se decantan por Bolsa de EE UU frente al resto del mundo,valores defensivos frente a cíclicos y cotizadas de gran capitalización y alta calidad. La lista de activos la cierra materias primas, que tienden a registrar un buen comportamiento en la fase final del ciclo. Fels destacó su preferencia por el crudo, el cual seguirá haciendo gala de su reciente fortaleza y más si se tiene en cuenta las sanciones a de EE UU a Irán que entrarán en funcionamiento el próximo noviembre.

Normas