El apoyo de Trump a Riad da cobertura a SoftBank y las ‘startups’

Podría facilitarles las cosas a WeWork y otras empresas que han llamado la atención del fondo de inversión del grupo japonés

Furgoneta de reparto del minorista online coreano Coupang en Seúl.
Furgoneta de reparto del minorista online coreano Coupang en Seúl.

SoftBank y las startups acaban de recibir cobertura de Donald Trump, que apoya a Riad tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Eso debería aliviar la presión sobre el Vision Fund de Masayoshi Son, respaldado por Arabia Saudí. Su última inversión sugiere además que a los unicornios no les molesta la procedencia del dinero.

Trump miró el martes más allá de los hallazgos de su propio servicio de inteligencia y dijo que “puede que nunca sepamos todos los hechos” de lo que le sucedió al periodista. Descartó la imposición de sanciones más duras al reino o la cancelación de contratos militares. Sobre si el príncipe heredero, Mohammed bin Salmán, tuvo algo que ver con el asesinato, Trump dijo que “tal vez lo hizo y tal vez no”.

Tal ambivalencia funciona a favor de Son. El multimillonario japonés se ha visto obligado a defender sus estrechos lazos con Salmán, cuyo fondo soberano ha comprometido 45.000 millones de dólares –casi la mitad de lo que dispone– para Vision Fund. Como muchos otros ejecutivos, Son se saltó un foro reciente de inversión en Riad por el caso Khashoggi. Sin embargo, también visitó a altos cargos del Gobierno en el país justo antes del evento.

Todo el episodio planteó la posibilidad de que los empresarios tecnológicos pudieran verse influidos por su conciencia y rechazar el dinero saudí. Uber cuenta tanto con SoftBank como con el fondo de Riad como principales mecenas. El CEO, Dara Khosrowshahi, expresó públicamente su preocupación por el asesinato, pero también dijo que estaba esperando a conocer todos los hechos antes de reaccionar.

Otros, hasta ahora, parecen tranquilos. El fabricante de vidrio estadounidense View aceptó 1.100 millones de dólares de Vision Fund a principios de noviembre. Y más o menos al mismo tiempo que Trump hablaba de los saudíes, el principal minorista online de Corea del Sur, Coupang, anunció una inversión de 2.000 millones por parte de Vision Fund. Todo esto podría facilitarles las cosas a WeWork y otras startups que han llamado la atención de Son. A pesar del último punto negro de Riad, su dinero sigue siendo verde.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas