Las grandes hoteleras siguen el ‘sucio’ estilo de las cadenas de comidas en China

Un vídeo muestra al personal de los hoteles de cinco estrellas del país usando toallas sucias para limpiar vasos y superficies de baños

Las grandes hoteleras siguen el ‘sucio’ estilo de las cadenas de comidas en China
REUTERS

Un vídeo de cámara oculta que mostraba prácticas de limpieza antihigiénicas en hoteles de lujo de China, como Marriott, Hilton, Shangri-La y otras cadenas, se ha vuelto viral en internet. Como descubrió la compañía Yum Brands hace años, una campaña de desprestigio online puede convertirse en un gran problema empresarial. La escalada en la guerra comercial entre EE UU y China solo aumenta las posibilidades de que sea así.

El vídeo de casi 12 minutos muestra al personal de los hoteles de cinco estrellas en Shanghái, Pekín y otras ciudades usando toallas sucias para limpiar vasos y superficies de baños.

En 2014 Kentucky Fried Chicken (KFC), Yum Brands y McDonald’s fueron criticadas por sus prácticas antihigiénicas. La televisión china mostró a uno de sus vendedores utilizando carne que había caducado o estaba en el suelo.

Pese al enfrentamiento comercial entre Pekín y Washington, no hay pruebas de que el Gobierno chino esté involucrado en este nuevo escándalo. Y aunque el vídeo se centra en varias cadenas estadounidenses, también muestra las prácticas en la cadena Shangri-La, con sede en Hong Kong, tal vez para disipar las sospechas de que el problema solo afecte a compañías de EE UU.

Aun así, el escándalo ha puesto nerviosas a las empresas internacionales que operan en China. Los funcionarios del país hablan con moderación en público sobre las empresas estadounidenses, tal vez por temor a que cualquier acto de represalia que acapare los titulares moleste al presidente Trump.

Los directivos de empresas extranjeras en Asia son muy conscientes de la suerte que sufren otras empresas de países involucrados en disputas más amplias con China, como el grupo Lotte de Corea del Sur. Los reguladores obligaron al minorista a abandonar los planes de expansión para sus tiendas chinas después de que Seúl adquirió un sistema de defensa antimisiles de EE UU.

A medida que las negociaciones entre EE UU y China se tensan, la experiencia del pasado sugiere que los funcionarios chinos podrían hacer más acusaciones similares e incluso iniciar inspecciones.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Belén Juárez, es responsabilidad de CincoDías.

Normas