El horizonte para invertir en banca se despeja demasiado lentamente

Aunque las acciones de la banca pueden considerarse barata, no es seguro que reporten retornos en el corto plazo

Malos tiempos para invertir en banca. En los últimos años se ha convertido en un ejercicio de elevado riesgo por la aparición sucesiva de dificultades que no parece tener fin. Además de una pérdida de reputación muy intensa en el último decenio por la culpabilización que la sociedad le ha endosado a la banca como principal generador de la crisis, y que sigue haciéndole blanco de invectivas y reclamaciones de la clientela, la reparación se ha concentrado en una celosísima supervisión de su funcionamiento. La vigilancia extrema de sus conductas ha ido acompañada de un reforzamiento desconocido del capital bancario para afrontar situaciones críticas de las economías, además de la exigencia de provisiones desconocidas que hacen de la inversión en banca un ejercicio de margen muy limitado.

Pero a este capítulo, inconcluso a juzgar por lo expresado por el BCE tras los test de estrés de la semana pasada, hay que sumar la devolución a la clientela de crecientes partidas financieras indebidamente cobradas en los años de vino y rosas del negocio, y que tampoco ha concluido a juzgar por lo ocurrido con los impuestos sobre los contratos hipotecarios este último mes. Aunque parece que la reforma normativa aclara la cuestión, siguen abiertos frentes en esta materia y en otras pendientes de pronunciamiento judicial.

Veremos hasta qué punto recomponen los márgenes de su negocio en los nuevos precios de las hipotecas, un ejercicio difícil dada la altísima competencia existente en el mercado. Pero aunque puedan absorberlo sin pérdida de demanda, la gran cuestión de la que depende la mejora de su margen de intermediación es la subida de los tipos de interés, que el BCE podría retrasar más allá de 2019 y que el mercado no acaba de reactivar. En definitiva, que aunque la banca puede considerarse barata en los mercados de acciones, no está del todo despejado el panorama para asegurar que la inversión reporte retornos en el corto plazo.

Normas