La pyme se blinda frente a la volatilidad de las divisas

Las pequeñas y medianas empresas exploran con mayor asiduidad el mercado exterior. Las relaciones con otra divisa pueden generar problemas de rentabilidad, si no se toman las medidas oportunas.

pyme divisasvolatilidad

Planificar las operaciones en divisas es una estrategia cada vez más empleada por las pymes con exposición a los mercados exteriores. Además, el porcentaje de empresas que acuden a soluciones de cobertura, con el fin de blindarse ante posibles escenarios de volatilidad, es cada vez mayor.

Así lo ha revelado un estudio elaborado por Ebury entre su base de clientes, que manifiesta cómo en los últimos cuatro años el número de pymes que acude a este tipo de coberturas ha pasado del 27 al 42 por ciento. Esto ha ido en detrimento de las pymes que cierran sus operaciones de intercambio al contado.

“Este importante incremento constituye una prueba del avance que han experimentado las pymes en la vertiente de la cultura financiera, lo que está asociado con la aparición de nuevos actores dentro del mercado financiero”, ha señalado Duarte Libano, director general de la compañía para la península ibérica.

Operaciones de cambio euro/dólar y Brexit

Las transacciones dólar/euro son las que más han crecido, representando el 30,5% del total, cuando en 2014 solo suponían el 17%. Sin embargo, se mantiene prácticamente intacto el volumen de operaciones de cambio euro/dólar, que representan la mitad de todas las operaciones realizadas en divisas. “En estos cuatro años, además, se han triplicado las operaciones euro/yen; dólar canadiense/euro; euro/yen y yen/euro, si bien representan volúmenes por debajo del 2% del total”, comenta la compañía.

En lo que se refiere a las actividades comerciales más comunes para la pyme en su operativa con divisas, el 71% de las operaciones realizadas corresponden a importaciones (pagos), mientras que el 29% tienen que ver con necesidades financieras derivadas de la actividad exportadora.

Del mismo modo, durante el periodo analizado en el estudio, destaca el hecho de que se ha triplicado el número de empresas usuarias de servicios de gestión del riesgo de tipo de cambio en los sectores de manufacturas (que ya representan el 12% del total), así como en servicios técnicos (7%), infraestructuras (6%), agricultura (4%) textil (3%); transportes (3%) y hostelería (2%).

Normas