Ikea reestructura su operativa online para impulsar las ventas en España

Baja un 11% la tarifa general de gastos de envío a domicilio

Se alía con Seur para poder llevar los pedidos a toda la península

ikea
La tienda urbana de Ikea en la calle Goya de Madrid. EFE

Ikea le da la vuelta a su oferta de servicios online, un canal en el que es relativamente novata, ya que lanzó el servicio de venta por internet hace apenas dos años. La cadena sueca quiere seguir aumentando los ingresos a través de esta vía y para ello ha apostado por una reducción drástica de sus gastos de envío, que pasan a tener tres tarifas diferentes según el peso de lo que se adquiere.
Hasta ahora, Ikea fijaba unos gastos mínimos de 55 euros para los envíos a domicilio, que subía según el lugar desde donde se hiciese el pedido y el peso del mismo. Esa tarifa base baja ahora un 11%, hasta los 49 euros, para los pedidos de más de 20 kilos en las provincias con centros de Ikea, mientras que en el resto el precio se queda en 69 euros.

Además, introduce un nuevo servicio de paquetería por el cual los pedidos de hasta cinco kilos tienen un coste de envío a domicilio de cinco euros, siempre que quepan en un embalaje de 60x40x39 centímetros, mientras que hasta los 20 kilos el precio es de nueve euros. Para este servicio, Ikea ha firmado un acuerdo con Seur, que se encargará de la entrega a domicilio en un plazo de entrega de tres a cinco días laborables desde la fecha de realización del pedido, lo que le permitirá a Ikea empezar a entregar sus productos en cualquier punto de España.

Desde la compañía explican que estos cambios se enmarcan dentro de una estrategia de “mejorar la experiencia de nuestros clientes”, y en ella, detectaron la necesidad de “redimensionar nuestros procesos, tiempos y precios logísticos” para poder ofrecer un servicio online “con calidad, accesibilidad, asequibilidad y disponibilidad”, en consonancia con el crecimiento que está registrando este canal.

Ikea también ofrece la posibilidad de recoger la compra online en uno de sus centros a un coste de 9 euros y con una disponibilidad desde que se hace el pedido de tres horas. Sin embargo, entre esos centros no se encuentran los nuevos establecimientos urbanos de Madrid, situados en la calle Serrano y en la calle Goya. En los últimos meses, distintos ejecutivos de Ikea han explicado que los formatos urbanos en los que trabaja servirán para facilitar las entregas de los pedidos que se hagan por internet a sus entornos. Desde Ikea explican que, de momento, las dos tiendas de Madrid tienen un carácter “experiencial” y, por el momento, no ofrecerán este servicio. Sí ha ampliado la red de recogida en zonas sin centros Ikea cercanos con acuerdos con diversas empresas logísticas, a un precio de 29 euros.

Las ventas online de Ikea en España representaron el 5,4% de sus ingresos totales en el último ejercicio, frente a la media del 8% del conjunto del grupo.

Pese a su pequeña penetración, su aportación fue clave para que Ikea mejorara sus cifras de ventas en su último ejercicio fiscal, finalizado el 31 de agosto de este año. En él ingresó 1.497 millones, 31 más que en 2017. De ellos, 78 fueron a través de internet, el doble que en el ejercicio anterior.

Ya se prepara para el Black Friday


Descuentos. Toda cadena de distribución que se precie se ve casi obligada a participar en los descuentos del Black Friday, cuya fecha oficial es el 23 de noviembre, aunque algunas aprovechan para extender los descuentos durante varios días. Es el caso de Ikea, que prepara una campaña de ofertas ligadas al Black Friday que se extenderá del 19 al 25 de este mes. Según informan fuentes de la compañía, los descuentos que se aplicarán llegarán al 60%, y afectarán a una selección de productos, no al conjunto de su catálogo.

Normas