Amrest relajará el ritmo de compras para impulsar sus marcas en España

Busca nuevas localizaciones para la cadena de hamburgueserías Bacoa

Seguirá atenta a las oportunidades que surjan en el mercado

Un restaurante de La Tagliatella en Madrid.
Un restaurante de La Tagliatella en Madrid.

Después de un año frenético de actividad, Amrest, la cadena de restauración propietaria de La Tagliatella, ya mira a un futuro donde la palabra clave será la estabilidad. Sobre todo a nivel de compras y de marcas con las que operará en España durante los próximos meses, ya que en lo que se refiere a su red, esta continuará extendiéndose por todo el país.

Hace escasos días, la compañía presidida por José Parés culminó su última adquisición, la cadena de tiendas de sushi Sushi Shop, con nueve localizaciones en España y 165 en el conjunto de Europa. Una operación cuyo precio se elevó a 164 millones de euros, la mayor cantidad pagada hasta ahora por Amrest, que amplió capital en 70 millones para financiar la operación. Esta compra significa un punto y aparte para la operadora de restauración que en los próximos dos años centrará sus esfuerzos en impulsar algunas de sus últimas adquisiciones, como Bacoa.

Esta cadena de hamburgueserías, por las que pagó alrededor de tres millones, tiene en la actualidad seis restaurantes: cinco en Barcelona y uno en Madrid. Pronto se le sumarán nuevos emplazamientos, ya que Amrest ya ha comenzado a buscar localizaciones para abrir nuevos restaurantes que hagan crecer su todavía pequeña red, con especial atención en Madrid y Barcelona pero sin descartar otras ciudades, según confirman fuentes del mercado.

Su segmento de negocio, el de las hamburguesas de calidad, está en pleno auge y Amrest, que hace meses pujó por Goiko Grill, quiere situar a Bacoa como un jugador destacado del mismo.
Esta no solo será una de las apuestas del operador de restauración para los próximos años, sino también una referencia de las compras que Amrest pueda llevar a cabo. Pese a que relajará el ritmo comprador mostrado en los últimos meses, la compañía se mantendrá atenta al mercado y a las oportunidades que puedan surgir, y que complementen sus dos grandes ramas de negocio: la restauración tradicional en el propio local, de calidad a un precio accesible; y la entrega a domicilio, donde se encuadra la compra de Sushi Shop o la entrada en el capital de Glovo.

Además de Bacoa, Amrest concentrará su estrategia de crecimiento en España también en Blue Frog, la cadena de comida americana y coctelería que en la actualidad cuenta con cuatro restaurantes, y que Amrest quiere diferenciar de otras cadenas de la competencia, como Foster’s Hollywood o Friday’s; y con su bandera, La Tagliatella, para la que sus responsables aún ven espacio para seguir creciendo, según confirman fuentes del mercado.

A diferencia de lo que ocurre en otros países, Amrest no prevé gestionar establecimientos de Burger King, y tampoco tienen en mente extender su red de Kentucky Fried Chicken.
Tras añadir Sushi Shop, Amrest supera los 300 restaurantes en España, casi el triple que hace tres años. El mercado espera que, para el próximo trienio, el objetivo de crecimiento también sea “ambicioso”.

Un sector del gusto del capital riesgo

Compras. El capital riesgo han puesto el foco en los últimos meses por la restauración, un sector generador de caja casi inmediata y de sobra recuperado de los efectos de la última crisis. HIG Capital, L Catterone, Abac Capital o Nazca Capital son algunos de los que han tomado posiciones y han reducido las oportunidades de compra. Sin embargo, el mercado estima la presencia de estos fondos en estas inversiones en entre cinco y siete años, por lo que tarde o temprano, volverán las oportunidades.

Normas