Spotify da razones para vender sus títulos

Anuncia un aumento del gasto el año que viene y modera sus previsiones de crecimiento para este

Daniel Ek, CEO de Spotify.
Daniel Ek, CEO de Spotify.

Con Nasdaq bajando un 9% en un mes, los nerviosos inversores en tecnología apenas necesitan razones para vender. Spotify acaba de darles dos.

Aparentemente, los resultados del tercer trimestre de la compañía de música en streaming fueron decentes. Los ingresos se situaron por debajo de los 1.400 millones, superando las expectativas de los analistas de 1.300 millones. Y una pérdida operativa de 6 millones puso a Spotify mucho más cerca de alcanzar el umbral de rentabilidad que hace un año, cuando registró pérdidas por 73 millones.

La mejora, sin embargo, es en parte una ilusión. El fundador Daniel Ek contrató menos empleados de los esperados en el último trimestre, lo cual vino bien a los márgenes. Pero el año que viene planea aumentar la inversión en I+D, herramientas para artistas, podcasts y otros nuevos servicios de música, que, según la compañía, pesarán sobre los márgenes en el “futuro predecible”.

Eso explica por qué los inversores hicieron caer la acción casi un 10% al conocer los resultados el jueves, aunque las pérdidas se moderaron el resto del día y el viernes.

El valor de mercado de la compañía ha caído más de una cuarta parte en los últimos dos meses, hasta un poco más de 25.000 millones de dólares, y las acciones se están negociando por debajo de su valor inicial, en su no convencional salida directa a Bolsa en abril.

El aumento del gasto podría ser soportable si Spotify continuara creciendo a un ritmo vertiginoso. Pero su total de 87 millones de usuarios de pago a finales de septiembre era solo un 5% más que a finales de junio, la mitad de la tasa de crecimiento de los tres meses anteriores. Ek también redujo el límite superior de su objetivo de suscriptores de pago para diciembre en un millón, hasta 96 millones.

Aunque es una diferencia relativamente menor, es desconcertante. Spotify espera crecer lo más rápido posible para repartir los costes fijos, como el gasto en tecnología, entre un mayor número de usuarios. Cuantos más oyentes tenga, más poder de negociación tendrá con los principales sellos discográficos y otros proveedores que se llevan la mayor parte de sus ingresos. Un músico que solo se sabe una melodía debe tocarla perfectamente.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas