Aryzta se desploma en Bolsa tras la derrota de las tesis de Paramés

La compañía ampliará capital pese a la oposición del conocido inversor español

Las acciones del fabricante de pan de McDonald's han perdido el 91% de su valor desde 2014

Franciso García Paramés, presidente de Cobas Asset Management.
Franciso García Paramés, presidente de Cobas Asset Management.

La empresa suizo-irlandesa Aryzta, fabricante de los panecillos de McDonald's, va a ampliar capital en 790 millones de euros, contra el criterio de su máximo accionista, la gestora Cobas Asset Management, liderada por el conocido inversor español Francisco García Paramés. Sus acciones han estado en suspenso durante buena parte del día, pero tras volver a cotizar en la Bolsa de Zurich se han desplomado un 20%, su mayor caída desde mayo.

La junta de accionistas de Aryzta, celebrada hoy en Duebendorf (Suiza), ha sacado adelante la propuesta de la dirección de ampliar capital para tratar de sacar adelante los problemas de la compañía. Cobas, que controla cerca del 15% de las acciones, votó en contra, pero el 52% de los derechos de voto emitidos votaron a favor.

Paramés había propuesto un plan alternativo que consistía en vender activos no estratégicos, ampliar capital en solo 400 millones de euros y ofrecer un capital disponible de 250 millones por si fuera necesario. El inversor intervino durante la junta de accionistas para defender las bondades de su plan b.

El presidente de Aryzta, Gary McGann, durante su intervención en la junta de accionistas de la compañía, en Duebendorf (Suiza).
El presidente de Aryzta, Gary McGann, durante su intervención en la junta de accionistas de la compañía, en Duebendorf (Suiza).

Es la primera vez en la prolongada trayectoria de Paramés que el gestor adopta una posición activista o beligernante dentro de una compañía. Antes de fundar Cobas dirigió durante 25 años la firma Bestinver, propiedad del grupo Acciona. Allí logró excelentes resultados y se convirtió en el primer apostol del estilo de inversión en valor (value investing) en España, una estrategia también seguida por el mítico inversor Warren Buffett.

Aryzta es la primera posición de Cobas. En su fondo Cobas Internacional ha llegado a tener un peso cercano al 10% de la cartera. Con el desplome del precio de la acción de los últimos meses, actualmente solo representa el 6%. 

La mala evolución de Aryzta ha supuesto un duro varapalo para los fondos de Cobas. Su fondo internacional acumula unas pérdidas del 10,3% en lo que va de año.

El fabricante de pan, que también controla las marcas Cuisine de France y Otis Spunkmeyer, ha sufrido unos años difíciles después de que unta serie de adquisiciones le llevaran a elevar su endeudamiento.

Los ingresos cayeron un 12% el año pasado, cuando presentó unas pérdidas de 470 millones de euros. Su negocio se está viendo afectado por el aumento de los precios de las materias primas y el aumento de los costes salariales en Estados Unidos.

Normas