IAG y Latam, a un paso de activar su pacto para el Atlántico

Chile aprueba el acuerdo de código compartido entre Latam, American Airlines, Iberia y British Airways

El tribunal de competencia impone duras condiciones

Luis Gallego, presidente de Iberia.
Luis Gallego, presidente de Iberia. EFE

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) chileno ha decidido dar luz verde con condiciones al acuerdo de código compartido entre la aerolínea de bandera chilena Latam, American Airlines y el grupo europeo IAG, holding en el que se integran Iberia y British Airways. El visto bueno a la operación, que se ha dado después de tres años de estudio,  incluye duras condiciones. El Tribunal ha dado luz verde a pesar de la conclusión de que "los riesgos que se derivan de los acuerdos consultados superan a sus beneficios”, según señaló la autoridad al explicar las nueve condiciones. 

IAG 6,96 -2,63%

Entre ellas, el tribunal obliga a mantener la capacidad ofrecida en las rutas directas Santiago-Miami y Santiago-Madrid. También aumentar la capacidad ofrecida en las rutas Norteamérica y Europa; no cobrar precios implícitos negativos en rutas indirectas que tengan como tramo troncal los vuelos Santiago-Miami y Santiago- Madrid y ofrecer acuerdos de combinación de tarifas a nuevos entrantes a rutas directas Santiago-Miami y Santiago-Madrid, informa Efe.

Además, ofrecer acuerdos de prorrateo especial a nuevos entrantes en las rutas directas Santiago-Miami y Santiago-Madrid; designar un consultor para la fiscalización de estas condiciones y consultar al TDLC seis meses antes de que cualquiera de estos acuerdos cumpla cinco años de vigencia.

La aerolínea chilena Latam ha emitido un comunicado en el que asegura que el fallo "en principio"  es “un importante precedente para la aviación comercial en la región”. Los responsables de la aerolínea declararon que “tal y como se ha demostrado en otras partes del mundo donde estas alianzas ya son una realidad, representa una oportunidad para asegurar el crecimiento de la industria, aumentando el tráfico de pasajeros y acercando Chile al mundo, impulsando aún más el turismo, los viajes de negocios y la economía a través de la industria aérea”.

La polémica operación se remonta al año 2016, cuando la aerolínea dirigida por la familia Cueto anunció que la firma de dos acuerdos comerciales independientes. Uno con American Airlines y el otro con British Airways e Iberia International Airlines Group (IAG). Los pactos, los primeros de su categoría en Sudamérica, le permitiría a la compañía chilena-brasileña pasar de ofrecer 140 destinos a más de 420, tanto en Europa, Estados Unidos, Canadá y Sudamérica.

En cuanto a las condiciones, la compañía dijo que las está analizando y comunicará su posición al respecto una vez que las haya evaluado en profundidad. El convenio, a su juicio, aumentará el número de pasajeros, acercará Chile al mundo, impulsará "aún más" el turismo, "los viajes de negocios y la economía a través de la industria aérea",añadió.

Indicó además que el acuerdo ya ha sido aprobado por los entes reguladores de Brasil, Colombia y Uruguay.

Normas