La mitad de las empresas del Ibex no tiene plan de pensiones para su plantilla

Los empleados de CaixaBank controlan un fondo con 5.800 millones de euros

Las grandes constructoras e Inditex no tienen este vehículo

Planes pensiones Ibex pulsa en la foto

La mitad de las empresas que cotizan en el selectivo Ibex 35 no tiene un plan de pensiones para sus empleados. Solo 17 de estas grandes compañías españolas tiene algún tipo de vehículo para completar la pensión pública de su plantilla, mientras que 18 no cuentan con un sistema de previsión social complementario generalizado.

El conjunto de empresas del Ibex que tienen planes de pensiones de empleo suma un patrimonio agregado cercano a los 20.000 millones de euros. Esta cantidad supone más de la mitad del dinero ahorrado en este tipo de vehículos. Los planes de empleo son similares a los planes de pensiones individuales, con la particularidad de que se crean en el marco de la negociación colectiva entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

El mayor plan de pensiones de España es el de los trabajadores de CaixaBank, con casi 5.800 millones de euros acumulados. Este fondo ha rentado un 5% de media anual en los últimos 10 años.

Ahorro para la jubilación

  • Planes individuales. Este tipo de vehículo de ahorro para la jubilación acumula un patrimonio agregado de 74.500 millones de euros, de acuerdo con los últimos datos disponibles, correspondientes al cierre de septiembre.
  • Planes de empleo. Los planes impulsados en el ámbito empresarial suman un patrimonio de 35.300 millones de euros. Es un producto que lleva varios años estancado, y cada año sale más dinero del que entra. El número de planes de empleo está estable entorno a los 1.500.
  • EPSV. Se trata del formato vasco de los planes de pensiones. Su éxito ha sido notorio, y suman cerca de 25.000 millones de euros de patrimonio, lo que supone más del 30% del PIB del País Vasco. En el resto de España, el peso de los planes de previsión en relación al PIB ronda el 5%.
  • Seguros. Hay 137.000 millones de euros acumulados en pólizas de capitales diferidos y de rentas vitalicias, que pueden complementar la pensión de jubilación.

También tienen grandes planes de pensiones de empleo otros bancos, como BBVA (2.945 millones de euros de patrimonio) o Bankia (1.516 millones), junto con varias compañías de origen público que fueron privatizadas: Telefónica (2.902 millones de euros), Endesa (2.915 millones) o Repsol (517 millones).

Dentro de las empresas del Ibex es llamativo que gigantes como Inditex y las constructoras ACS, Ferrovial y Acciona no tengan un plan de pensiones para sus empleados.

“El desarrollo de los planes de empleo en las empresas es muy bajo en España. En otros países de nuestro entorno, todas las grandes multinacionales tienen este tipo de vehículos”, explica Mariano Jiménez, presidente de Ocopen, la asociación de consultores de pensiones.

Aunque la mitad de las empresas del Ibex no tiene plan de empleo, la situación es mucho mejor que en las pequeñas y medianas empresas. “En España tienen planes de empleo algunas administraciones públicas, los bancos, que lo tienen recogido en su convenio, las eléctricas, y poco más. El convenio de construcción, por ejemplo, no recoge este tipo de beneficio para el empleado”, apunta Xavier Bellavista, experto en pensiones de la multinacional Mercer.

La patronal de las aseguradoras, Unespa, y la asociación de gestoras de fondos de inversión y planes de pensiones (Inverco), han pedido al Gobierno en repetidas ocasiones que impulse la generalización de planes de empresas semiobligatorios, como ha hecho Reino Unido. El trabajador recibiría una pequeña parte de su sueldo en el plan, pero podría optar por cobrarlo en efectivo.

“El modelo británico está funcionando muy bien. Ha permitido que millones de empleados de compañías de tamaño medio y pequeño tengan un plan de pensiones privados que pueda completar su jubilación”, explica Gregorio Gil de Rozas, responsable de sistema de previsión social de la firma Willis Tower Watson.

En algunas empresas del Ibex la previsión social complementaria se articula a través de otros vehículos. En el grupo IAG, propietario de Iberia, muchos empleados forman parte de la mutualidad de previsión social Loreto. En Bankinter la plantilla puede ahorrar para la jubilación a través de una póliza de seguro colectivo de instrumentación de compromisos de pensiones.

Normas