Siete de cada diez españoles creen que no han superado la clase social de sus padres

Casi la mitad de los encuestados por Eurobarómetro dice tener una posición mejor que la de sus abuelos

Los estudios y el trabajo, principales motivos de ascenso en la escala social

Siete de cada diez españoles creen que no han superado la clase social de sus padres

El 29% de los españoles considera que su clase social es superior a la de sus padres, lo que también puede leerse en sentido contrario: siete de cada diez españoles (el 71%) cree que no ha logrado situarse en una clase social superior a la de sus progenitores.

Esta es una de las conclusiones de una reciente encuesta de Eurobarómetro --elaborada con 28.000 entrevistas en toda la Unión Europea; 1.024 de ellas en España--, incluida el último número de Apuntes de Opinión Pública que edita Funcas.

Si bien, en la mayoría de los casos declaran que no han superado dicha clase social pero sí se han mantenido en la misma clase que sus padres. Eso es lo que opinan el 51% de los encuestados. Mientras que un 17% ha respondido que su clase social es ahora inferior a la de su padre y su madre.

Según esta encuesta, los españoles tienden a situarse ellos mismos, a sus padres y a sus abuelos en posiciones intermedias más de lo que hacen el resto de los europeos. Y son aquellos que se sitúan en las clases más altas quienes observan menos movilidad social: el 18% se ve en la escala social más elevada y otorga esa misma escala a sus padres en un 19% y, entre un 12% y un 14%, a sus abuelos.

Hay más diferencias entre quienes se ven en la clase social más baja. El 7% de los encuestados se sitúa a sí mismo en las escalas más bajas; el 13% a sus padres y entre el 19% y 20% a sus abuelos. Esto significa que "los españoles perciben una reducción de las clases sociales menos favorecidas", indica Funcas.

De hecho, casi la mitad (el 45%) dicen haber ascendido en la jerarquía social respecto a sus abuelos, mientras que entre el 14% y el 16% aseguran haber descendido respecto a la clase social de sus más mayores.

En comparación con la UE, el porcentaje de españoles que afirman que su posición social es mejor que la de sus padres (29%) iguala a la media europea; mientras que quienes dicen que su clase es ahora inferior a la de sus padres son menos en el caso de España (17%) que en Europa (22%).

Pero ¿a qué atribuyen esta movilidad social los encuestados? El 38% cree que la educación es esencial para ascender en la escala social; un 27% lo atribuye al trabajo duro: el 22%, dan máxima importancia a los contactos sociales y solo un 10% considera que la clave es el origen familiar.

Por último, el efecto de "tener suerte" para escalar socialemente, solo es imprescindible para el 21% de los españoles y el 17% de los europeos. De todo esto se desprende que la inmensa mayoría opina que el merito individual forjado en los estudios y el trabajo son más importantes que la suerte o el origen social heredado.

Normas