Repsol nombra a Victoria Zingoni presidenta de su nueva compañía eléctrica

El grupo tiene listo el organigrama de Repsol Electricidad y Gas

Francisco Vázquez será consejero delegado y seguirá Javier Anzola, directivo de Viesgo

Victoria Zingoni pulsa en la foto

Tras obtener las autorizaciones pertinentes del Ministerio de Transición Ecológica y de la Sala de Competencia de la CNMC, Repsol está a punto de formalizar la compra de los activos de Viesgo que acordó a finales de junio con sus propietarios, los fondos Macquarie y Wreen House, por 750 millones de euros. La transacción se producirá en los primeros días de noviembre y en la misma fecha, la petrolera dará a conocer el organigrama de la nueva energética que, con el nombre de Repsol Electricidad y Gas, lanzará con dichos activos: una cartera de 750.000 clientes del mercado libre y una capacidad de generación de 2.350 MW (varias pequeñas hidroeléctricas y dos centrales de ciclo combinado de gas).

 Según una comunicación interna a la que ha tenido acceso Cinco Días, Repsol ha designado presidenta no ejecutiva de esta filial a María Victoria Zingoni, actual directora general de Downstream (refino, química, marketing, trading gas&power y GLP), cargo que seguirá manteniendo. El puesto de consejero delegado lo ocupará otro hombre de la casa, Francisco Vázquez, hasta ahora director ejecutivo de Refino, función que abandona para ocuparse de las labores ejecutivas de Repsol Electricidad y Gas.

El organigrama lo completan otros dos directivos de la petrolera (Mariano Benito e Isabel de Luis) y un tercero procedente de las filas de Viesgo (Javier Anzola). Benito, quien forma parte del departamento financiero de Repsol, será el director financiero de la nueva energética, además de responsable de las áreas de Compras y Tecnología. Por su parte, Isabel de Luis será directora del área de Personas, Legal y States Holders (Comunicación, Publicidad y Relaciones Institucionales).

María Victoria Zingoni, actual directora general de Downstream de Repsol, será también presidenta de la nueva filial de electricidad y gas de la petrolera.
María Victoria Zingoni, actual directora general de Downstream de Repsol, será también presidenta de la nueva filial de electricidad y gas de la petrolera.

Para el núcleo de una actividad en la que se estrena, como es la generación eléctrica y la comercialización de luz y gas, Repsol ha optado por un histórico de Viesgo, Javier Anzola. Consejero delegado de la filial de generación desde junio de 2015 y director general de Mercados Liberalizados de la energética cántabradesde junio, Anzola ocupará la dirección de Generación y Mercados de la nueva compañía de Repsol. Según el acuerdo de compra, la petrolera se queda con 400 empleados de Viesgo, casi la mitad de su actual plantilla.

Repsol ocupará parte de las oficinas que Viesgo tiene en la Torre Picasso de Madrid y mantendrá las que esta tiene también en Santander. Aunque la compradora tendría derecho, según el pacto, a mantener la marca Viesgo durante un año, la intención es utilizarla poco tiempo, solo transitoriamente y que la marca sea Repsol. Así, podrá hacer una triple oferta de luz, gas y carburantes a sus clientes.

La venta en febrero de su paquete del 20% en Naturgy, con la que abandonaba su capital después de tres décadas, proporcionó a Repsol 3.800 millones de euros y la posibilidad de entrar en los mercados de su antigua participada, con la que hasta ahora no podía competir.

Aunque el negocio no regulado que ha comprado a Viesgo es muy pequeño frente los grandes volúmenes de de la petrolera que preside Antonio Brufau, con él da los primeros pasos para entrar en el mercado eléctrico, en línea con otras grandes petroleras. A Repsol Electricidad y Gas se incorporarán los proyectos de renovables que tiene previsto desarrollar, como es el de la gran planta fotovoltaica de Valdecaballeros (Badajoz.

Presidenta

Además de directora general de Downstream, María Victoria Zingoni es, entre otros cargos, miembro del Comité Ejecutivo Corporativo de Repsol. Contador Público Nacional por la Universidad del Comahue (Neuquén, Argentina), se incorporó a Repsol en 1999 y tras una década en el negocio de Upstream (exploración y producción) fue nombrada directora de Relaciones con Inversores y más tarde directora Corporativa Financiera.

Por su parte, Francisco Vazquez ha estado vinculado a la actividad industrial de Repsol, como responsable del sistema integrado de gestión de los cinco complejos industriales del grupo en España (con una capacidad de generación eléctrica de 600 MW), lo que le ha permitido mantener relación directa con grandes clientes. Vázquez ha sido artífice de la reducción de emisiones de Repsol y fue el responsable del proyecto de ampliación de la refinería de Cartagena, una macroinversión de 3.200 millones de euros, la mayor de la industria.

Objetivos estratégicos

Los fondos Macquarie y Wren House han vendido a Repsol la mayor parte del negocio no regulado de Viesgo: además de su cartera de clientes en el mercado libre, sus centrales de gas de Algeciras, con un grado de utilización del 30% y la de Escatrón (Zaragoza) con apenas el 13%. La compra de estas plantas infrautilizadas le valieron algunas críticas a Repsol por parte del mercado. La petrolera no la considera una mala compra, pues solo ha pagado unos 50 millones por cada una de estas plantas.

El plan estratético de Repsol prevé alcanzar 2,5 millones de clientes minoristas de luz y gas y una capacidad de generación baja en emisiones de 4.500 MW en 2025. Ello le permitrá pasar de un 2% de cuota de mercado al 5% en ese año. Las inversiones en esta actividad será de 2.500 millones.

Viesgo se ha quedado con su actividad regulada: una red de distribución de 29.000 kilómetros, más de 600 MW eólicos ca entre España y Portugal y 150 MW de otras plantas renovables. Pero también 900 MW de carbón de muy incierto futuro. De no realizar las inversiones medioambientales a las que obliga Bruselas, estas plantas están abocadas al cierre.

Normas