Pymes que viven de la nostalgia

Emprendedores que basan su actividad en comercializar productos clásicos o vintage.

pymes vintage

De “antiguo” a “clásico”. De “clásico” a “retro”, y ahora lo que está de moda es lo vintage. Parece que lo clásico nunca muere y que todo vuelve. La moda y la decoración actual tienen claros tintes vintage, y las pymes ven en ello una clara oportunidad de negocio.

En Territorio Pyme hemos querido hablar directamente con fundadores de pymes que viven de la nostalgia. Sus productos o servicios están basados en lo clásico, en lo vintage. Tiendas online dirigidas a públicos muy definidos y específicos. Esto, por un lado, es la clave del éxito, pero, por otro, una de las principales dificultades.

El target al que podemos llegar y que le interese nuestro producto no es muy amplio”. Así lo aseguran desde yolosvijugar.com, una tienda online especializada en camisetas de baloncesto antiguas. “Nos alimentamos de la generación que vivió el boom del baloncesto en la década de los 80, apelamos al sentimentalismo y a la nostalgia de aquellos que ahora tienen entre 35 y 50 años”, subrayan. Y es que en negocios tan específicos, para un público tan concreto, el target es el que es.

Por el contrario, esta característica puede ser también uno de los puntos fuertes si se sabe cómo llevarlo. “Es necesario un profundo conocimiento del mundo vintage”, afirman desde Kaamul.com, una tienda de ropa vintage. “Ser experto en el sector” señalan desde Vintahome.com, tienda de muebles vintage. Y es que conocer el producto es fundamental para llegar al público objetivo. Para Retrofootball una de las claves del éxito es precisamente haber sabido “definir el segmento determinado”.

“En un mercado en el que compites, de alguna forma, con empresas como Amazon o Ebay es fundamental tener bien definida tu tribu de seguidores y trabajar mucho para ofrecerles los productos que están demandando”, aseguran desde Retrofootball.es, dedicados a la venta de camisetas de fútbol vintage.

Emprendimiento en España

Crear un nuevo proyecto siempre conlleva una serie de dificultades. Es necesario crear un buen plan de negocio, estudiar a la competencia y el público objetivo, contar con una serie de recursos para poder comenzar el proyecto, etc. Los responsables de estos negocios echan en falta medidas que faciliten su instauración. Los negocios de nueva creación en España tienen ayudas tardías, “escasas y requieren un esfuerzo innecesario a la hora de acceder a ellas”, según aseguran en Kaamul.

Es difícil montar un nuevo negocio, porque “el ecosistema emprendedor en España todavía es estrecho”, puntúan en Retrofootball. Además, el acceso a la financiación es también una lacra a la que se enfrentan los emprendedores cuando empiezan su proyecto. De hecho, desde Kaamul confiesan que “lo más difícil de montar un negocio fue la financiación”.

Por tanto, los negocios online también se quejan de las dificultades a la hora de emprender un proyecto. La falta de medidas que faciliten los trámites y el acceso a financiación son las principales trabas a las que se enfrentan estos emprendedores.

Pasión por el proyecto

Sin embargo, a pesar de las dificultades, de que “es un mercado complicado y con mucha competencia”, como apuntan desde Vintahome, la pasión y ganas por lo que se hace son las mayores impulsoras a la hora de emprender. Especialmente en negocios como estos, la parte emocional juega un papel fundamental. “Los productos o servicios basados en la nostalgia Vintage o retro tienen un componente emocional y de conexión muy importante”, recalcan en Retrofootball.

Es muy importante saber cuáles pueden ser los sentimientos de un posible comprador en un producto que apela tanto a la nostalgia.”, indican los de yolosvijugar. Cuando “recibimos mensajes o llamadas de algún cliente agradeciéndonos la iniciativa, porque hemos sido capaces de hacerlos felices y de rememorar una época muy importante de su juventud (…) es la mejor parte del negocio”.

No rendirse y seguir luchando por el proyecto es también básico para que el negocio funcione. “Es fundamental tener una buena actitud frente a las adversidades”, afirman en Kaamul.

La actitud emprendedora y la creencia en su proyecto son las razones principales que mueven a los fundadores de estas pymes a continuar luchando por el desarrollo y crecimiento de su negocio.

Internacionalización, el próximo objetivo

La mayor parte de estos negocios se fijan como próximo objetivo la expansión internacional. En Kaamul, por ejemplo, se han propuesto llevar su moda a Francia, Portugal, Italia, Irlanda e Inglaterra. Por su parte, Retrofootball ya tiene presencia internacional, pero quieren “intensificar la internacionalización en el vertical de fútbol: apertura de nuevos mercados en Europa (Polonia, Holanda, Rusia) y los países del Golfo que están locos por el fútbol”.

La internacionalización siempre debe ser un objetivo para las pymes. Poder abrir negocio en otros mercados es sinónimo de desarrollarse y crecer. Además, gracias al mundo online, teniendo la “plataforma adecuada, abrir nuevos mercados no supone un proceso tan complejo como en la exportación tradicional”, tal y como aseguran desde Retrofootball.

Normas