Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Cataluña necesitan más de 120 días de trabajo por persona para pagar su deuda

La Autoridad Fiscal ve insuficiente el ritmo de reducción de la deuda pública

Sitúa la ratio sobre PIB en el nivel del 60% en el año 2034

Deuda pública
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá. EFE

Cada ciudadano necesitará este año una media de 89 días de trabajo para amortizar la deuda regional. Una cifra que supera los 120 días en cuatro comunidades: Comunidad Valenciana (151), Castilla-La Mancha (128) y Cataluña (124). En el lado opuesto, País Vasco (49), Madrid (53) y Canarias (54) serán las que menos jornadas necesitarán, según el Observatorio de Deuda del segundo trimestre de 2018 publicado hoy por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). 

La entidad ha advertido de que en los últimos cuatro años el nivel de deuda sobre el producto interior bruto (PIB) se ha estabilizado en torno a su valor máximo, a pesar del crecimiento sostenido de la economía y con unos tipos de interés nominales históricamente bajos.

"La ratio deuda sobre PIB se ha situado en el 98,1% en el segundo trimestre, el mismo nivel registrado en 2014, a pesar haber experimentado un crecimiento nominal del PIB del 14,5 % en ese período", ha subrayado. Para advertir posteriormente de que la generación del suficiente espacio fiscal para responder a crisis futuras requiere de una reducción de la deuda más intensa, lo que dependerá en última instancia del cumplimiento del marco actual de reglas fiscales.

El organismo considera que la ratio de deuda sobre el PIB no bajara al nivel de referencia del 60% hasta 2034. Además, estima que un escenario simulado de vuelta de los tipos de interés reales a su promedio histórico implicaría un gasto adicional en deuda pública de 1.500 millones de euros en el primer año.

Según el informe, en todo el país, solo cinco autonomías (Canarias, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco) lograrían alcanzar el objetivo del 13% en los próximos 30 años en un escenario de política constante, mientras que Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia apenas reducirían su elevado endeudamiento.

Normas