La subida del 'treasury' provoca una desbandada récord en la deuda privada de calidad

Los fondos de deuda grado de inversión sufren salidas sin precedentes de 7.500 millones de dólares

En high yield las ventas de la semana pasada fueron las mayores desde febrero

Jerome Powell, presidente de la Fed estadounidense
Jerome Powell, presidente de la Fed estadounidense Reuters

La sacudida que vivieron los mercados la semana pasada, desatada por el alza de rentabilidades del bono soberano estadounidense, provocó una fuerte caída en Wall Street con ecos a nivel planetario y también una intensa desbandada en la renta fija corporativa.

Los fondos de deuda con grado de inversión sufrieron retiradas récord en la semana , por 7.500 millones de dólares según los datos recopilados por Bank of America Merrill Lynch, a lo que se sumó la mayor salida de dinero en bonos high yield desde el pasado mes de febrero, por 6.100 millones de dólares, más la retirada de 1.200 millones de dólares en bonos de empresas tecnológicas, también récord desde febrero.

El banco estadounidense explica que las ventas se concentraron en los activos que más han ganado con la política de compras de deuda de los bancos centrales y una vez que ya se conoce la hoja de ruta de las subidas de tipos de la Reserva Federal. De hecho, la deuda grado de inversión se ha contagiado en primer grado de la oleada compradora de bonos soberanos con que las autoridades monetarias respondieron a la crisis.

En total, hubo salidas en bonos durante la semana por 14.000 millones de dólares, muy superiores a las registradas en Bolsa. Así, de la Bolsa estadounidense salieron 1.100 millones de dólares, una cuantía reducida, mientras que Europa sufrió reembolsos por 22.200 millones de dólares. Japón en cambio atrajo los mayores flujos de inversión de las últimas doce semanas, por 900 millones de dólares.

Bank of America Merrill Lynch advierte que hay señales de mercado bajista, aunque no al nivel de señalar un punto de entrada para comprar como el visto en febrero de 2016. Así, los bonos estadounidenses llevan camino de registrar la tercera mayor pérdida anual en 40 años y 16 de 21 mercados de materias primas están en corrección, con un descenso superior al 10%. 

El banco se declara bajista, en el sentido de que ya se habría alcanzado el pico en resultados empresariales, y apuesta por la venta de activos en el momento en que haya recuperación del mercado.  

Normas