Los autónomos del transporte, sin coberturas en caso de accidente laboral

Según un estudio de ATA, llevado a cabo entre profesionales por cuenta propia del sector, solo uno de cada diez transportistas cotiza por accidentes profesionales

accidentes autónomos transporte

Solo uno de cada diez autónomos transportistas cotiza por contingencias profesionales. Datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) reflejan que solo 15,9% de los autónomos del sector del transporte, unos 27.129 hombres y 2.327 mujeres cotizan por contingencias profesionales y tiene coberturas por accidente de trabajo.

El dato demuestra según ATA que “queda mucho por hacer” en este ámbito y refleja la necesidad de que estos profesionales conozcan que pueden cotizar por estos conceptos. Para el vicepresidente y responsable del área de Formación y Prevención de Riesgos Laborales de ATA, José Luis Perea, estos datos ponen de manifiesto que es "muy importante" que los autónomos sean conscientes de que deben, siempre que se pueda, cotizar por contingencias profesionales.

A cierre de 2017 el número de autónomos transportistas que cotizaban por accidente temporal rondaba los 29.400 trabajadores por cuenta propia. De estos, solo un 2,3% sufrieron algún tipo de accidente laboral y ninguno de ellos fue mortal.

Mejorar los planes de inspección

En la actualidad, los autónomos que están obligados a concertar las contingencias laborales son los trabajadores autónomos económicamente dependientes (Trade), los autónomos con actividad de alto riesgo de siniestralidad, los socios de cooperativas dedicados a la venta ambulante y algunos con características especiales dedicados a la venta ambulante.

Perea considera que queda "mucho trabajo por hacer para poder decir que los autónomos disfrutan de una seguridad plena y tienen una salud asegurada".

El presidente de Fetransa, Víctor González, manifiesta que hay que mejorar los planes de inspección para combatir la competencia desleal y revisar el instrusismo que, "lamentablemente", ha subido de manera alarmante en los últimos años. En ese sentido, apuesta por aumentar la inversión de mejora y reparación de las infraestructuras, carreteras y las zonas de descanso y evitar las situaciones que provocan estrés.

Normas