Calviño apuesta por ligar el alza de las pensiones a otros factores además del IPC

Insta a contemplar la evolución de empleos, sueldos y los años cotizados

No aclara si España igualará la fiscalidad del libro electrónico y el tradicional

La ministra de Economía del Gobierno español, Nadia Calviño (c), conversa con el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de estabilidad financiera, Valdis Dombrovskis, en Luxemburgo.
La ministra de Economía del Gobierno español, Nadia Calviño (c), conversa con el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de estabilidad financiera, Valdis Dombrovskis, en Luxemburgo.
Luxemburgo / Madrid

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, defendió este martes que la actualización de las pensiones no debe ligarse exclusivamente a la evolución de la inflación, e instó a contemplar otros parámetros como la evolución demográfica, la del empleo o los salarios, por ejemplo.

La aseveración dela ministra choca parcialmente con el principio de acuerdo alcanzado entre el Gobierno y Podemos para volver a garantizar que las pensiones no pierden poder adquisitivo ligándolas a la evolución del IPC.

También contrasta con el reciente acuerdo alcanzado en el marco del Pacto de Toledo, en el que los partidos políticos acordaron recomendar que las pensiones se liguen al IPC, aunque dejaron abierta la puerta a que el Ejecutivo de turno tenga presente otros factores de cálculo. Las declaraciones de Calviño van en línea con las que hizo el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, horas antes del pacto parlamentario. 

Calviño ve necesario analizar la sostenibilidad de las pensiones teniendo en cuenta “toda una serie de variables”, entre las que ha citado la evolución demográfica, el empleo, el nivel salarial, el número de años de cotización y las características y la tasa de reposición de las pensiones. 

“Sobre el asunto concreto de las pensiones, yo siempre he dicho, y es la posición del Gobierno, que se trata de un asunto en el que no podemos fijarnos sólo en un parámetro, como por ejemplo la actualización de las pensiones al IPC”, indicó la ministra en la rueda de prensa posterior a la reunión de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin), según recoge Europa Press.

Durante la cita, los Veintiocho han aprobado que los países puedan aplicar un IVA reducido o nulo a los libros electrónicos o a la prensa online, lo que en España, donde soportan un gravamen del 21%, permitiría equiparar su fiscalidad a la del libro tradicional, por el que se paga un 4%.

Calviño celebró la medida pero evitó revelar si el Gobierno aprovechará esta posibilidad para rebajar la fiscalidad de los libros electrónicos en España. “Creo que en este momento es una buena noticia que tengamos esa posibilidad y veremos, junto con la ministra de Hacienda [María Jesús Montero], si es conveniente hacerlo en nuestro país y, en su caso, cuándo habría que tomar esta decisión”, declaró.

Coto al "fraude carrusel" en el IVA

A la espera de consensuar una gran reforma del IVA comunitario, la UE aprobó una serie de medidas transitorias este martes como la posibilidad de cargar el impuesto solo al comprador en lugar de al vendedor, para evitar el llamado "fraude carrusel". Este se produce cuando un proveedor de la cadena de distribución desaparece sin ingresar el impuesto derivado de sus ventas y el cliente obtiene la devolución del IVA soportado en sus compras. La medida solo será aplicable en países donde este fraude reste un 25% de ingresos, y solo cuando afecte a transacciones empresariales de más de 17.500 euros por lo que prácticamente solo la aprovechará la República Checa, que es quien viene reclamándola, dejando fuera a España y a la mayoría de países.

Normas