La vivienda se encarece a ritmos del 5% y alcanza precios de 2013

Las provincias de Baleares y Málaga se contagian las alzas de Madrid y Barcelona

Siete ciudades registraron crecimientos superiores al 10%, según Tinsa

Evolución de precios medios y variaciones anuales.
Evolución de precios medios y variaciones anuales.

El precio de la vivienda sigue escalando posiciones. Las subidas de precios afectan tanto a casas nuevas como usadas y de manera muy extendida en todo el territorio. Las mayores alzas ya no solo se dan en Madrid y Barcelona, sino también en otras capitales, con aumentos superiores al 10% interanual.

Según un informe publicado este lunes por Sociedad de Tasación, el precio medio de la vivienda en España se incrementó un 4,5% en el primer semestre de este año respecto al mismo periodo de 2017. Además de Madrid y Barcelona, se unen Baleares y Málaga como las provincias donde más se ha encarecido el coste de la vivienda. Después de tres años consecutivos de subidas, en junio el precio por metro cuadrado en España se situó en 1.557 euros, tras tocar fondo en 2015, cuando bajó hasta los 1.423 euros. Vuelve así a niveles de 2013.

Barcelona es la provincia que encabeza la mayor subida anual (un 10,5%), pero a ella le siguen Baleares (10%) y Málaga (5,1%), por delante incluso de Madrid (5%). En términos absolutos, la provincia catalana es la más cara (2.497 euros por metro cuadrado), seguida por Guipúzcoa (2.377 euros), mientras que las más económicas son Badajoz (851 euros por metro cuadrado) y Ciudad Real (869 euros).

Otro informe publicado este lunes, esta vez de la tasadora Tinsa y con datos del tercer trimestre, muestran una evolución en esa misma línea. De acuerdo con las cifras del estudio, entre julio y septiembre, los precios de la vivienda subieron un 4,9%, hasta 1.317 euros por metro cuadrado. De acuerdo con esta tasadora, siete capitales de provincia se revalorizaron por encima del 10% en los últimos 12 meses, entre las que siguió destacando Madrid con un crecimiento interanual del 15,6%, seguida de Pamplona (un 14,2% más), Alicante (un 13,2 % más) y Palma de Mallorca (un 12,8% más). Los descensos interanuales más destacados en el tercer trimestre se registraron en Ourense (del 9,8%) y Teruel (del 9%).

Todas las comunidades autónomas excepto Cantabria han sufrido aumentos de precio en el último año. Las mayores subidas guardan relación con las provincias antes mencionadas y se han dado en la Comunidad de Madrid (13%), La Rioja (11,8%), Baleares (9,9%) y Navarra (8,7%). Las comunidades con una mayor diferencia de precio con respecto a los máximos de hace más de una década son Castilla-La Mancha y La Rioja, con descensos acumulados del 52,5% y del 48,6%, respectivamente, mientras que las regiones que más se aproximan a los precios registrados durante el 'boom' son Islas Baleares y la Comunidad de Madrid, con diferencias del 21,4% y 28,8%, también según Tinsa.

Acceso a la vivienda

El encarecimiento de los precios, así como el ligero ascenso de los tipos de interés (con un euríbor que ha cambiado de tendencia), dificulta cada vez más el acceso a un hogar. Según el informe de Sociedad de Tasación, se necesitan de media 7,7 años de sueldo íntegro para poder comprar un piso, un esfuerzo económico tres meses superior que hace tan solo un año. Las diferencias entre Comunidades Autónomas son abismales. Si en La Rioja o Murcia bastan menos de cinco años de ingresos, en Baleares asciende a los 16,5 años. La comunidad balear casi duplica a Cataluña, la segunda en el ranking, con 8,4 años de sueldo íntegro.

El boom del mercado del alquiler también sigue en ascenso. Según los datos de Urban Data Analytics usados en el informe, la rentabilidad de los arrendamientos se disparó un 7,5% el en tercer trimestre del año, lo que supone un aumento del 4,5% interanual. Las provincias con mayor rentabilidad son Castellón (14,3%), Navarra (9,8%) y Sevilla (8,3%), y las que menos, Baleares (-11,2%) y Barcelona (-9,2%), por el importante aumento de los precios de compraventa en comparación con los de alquiler.

Un aumento del que no se salvan los distritos periféricos

Los inquilinos que huyen de los barrios más céntricos de las grandes ciudades en busca de viviendas más asequibles tampoco se libran de las subidas. Según Tinsa, los distritos periféricos de Madrid y Barcelona han experimentado en el último año un crecimiento de precios mayor que los del centro de la ciudad. En el caso madrileño, se han disparado los precios en Vicálvaro (24,2%), Ciudad Linea (22,1%) y Villaverde (21,6%). 

Normas