Duque anuncia que va a “subsanar los errores” fiscales de su sociedad patrimonial y que no dimitirá

La firma a la que adscribe dos viviendas no registra ingresos por su alquiler en los últimos tres años

El ministro de Ciencia sostiene que no tuvo “ninguna intencionalidad de evadir impuestos”

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España, Pedro Duque,  en Bruselas.
El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España, Pedro Duque, en Bruselas.
Madrid / Bruselas

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, ha anunciado este viernes que va a “subsanar los errores” contables y fiscales en que haya podido incurrir a través de su sociedad patrimonial después de que se desvelara que esta lleva años sin recoger los ingresos que debía haber hecho por el alquiler de su residencia en Madrid y un chalé en Javea (Alicante).

“He hablado” con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y “hemos concluido que no debería de tener ningún problema y que, desde luego, subsanar los errores lo vamos a hacer”, ha dicho a la prensa desde Bruselas, según recoge Efe.

Duque ha sostenido que con la creación de esta firma no tenía “ninguna intencionalidad de evadir impuestos ni de tener ninguna ventaja fiscal indebida" y avanzó que está dispuesto a explicarse en el Congreso de los Diputados pero que no dimitirá.

La sociedad a la que se refiere, Copenhague Gestores de Inversión de Inmuebles S.L. fue constituida en febrero de 2015 cuando Duque compró el chalé alicantino. Él y su esposa son administradores únicos.

Según pudo comprobar este diario, las cuentas de la firma registran 48.000 euros de ingresos en 2013 y 30.000 en 2014, pero a partir de ahí las entradas registradas son de cero euros pese a que el ministro aseguró el jueves que abonaba la renta correspondiente por el disfrute de los inmuebles. Expertos fiscalistas, como los de la Aedaf, explican que la fórmula de gestionar el patrimonio inmobiliario a través de una sociedad es lícita y usual entre empresarios pero que para que todo esté en orden el interesado debe ingresar regularmente el monto equivalente a un alquiler, a precio de mercado, si como Duque, disfruta de la vivienda. El ministro ha anunciado este viernes que cambiará de asesor fiscal para revisar posibles irregularidades.

Tampoco resultan usuales los importantes gastos de explotación registrados a nombre de la sociedad, que van de 13.500 a 42.300 euros anuales, cuando apenas podría registrar los de mantenimiento. Estas partidas negativas han provocado pérdidas en el resultado de la sociedad durante los ejercicios 2015 a 2017 y generado créditos fiscales para el antiguo astronauta.

Normas