“La Bolsa española tiene potencial pese al menor crecimiento económico”

Sus sectores predilectos son inmobiliarias y bancos

Cree que las fusiones serán un motor para el alza bursátil

Rafael Romero, director de la oficina de Abante en Málaga.
Rafael Romero, director de la oficina de Abante en Málaga.

A finales de este año o principios del próximo Abante abrirá una nueva oficina en el centro histórico de Málaga. Al frente de esta nueva delegación estará Rafael Romero, que cuenta con más de 30 años de experiencia en los mercados financieros, 20 de ellos dedicados a la banca de inversión. Con la ilusión de incorporarse a una nueva casa, tras 17 años en Unicorp Patrimonio, Romero dirigirá una delegación que contará con cuatro consejeros financieros y que aspira a tener 100 millones de euros bajo gestión en dos años en la provincia

¿La renta variable es un destino conveniente para los ahorros que los españoles siguen teniendo en depósitos pese a la creciente volatilidad?

Todavía hay una acumulación de ahorro en depósitos bancarios que está generando un retorno cero. Y es que, realmente, un ahorrador se ve obligado a tomar decisiones de inversión si quiere mantener el poder adquisitivo de su patrimonio financiero. Necesita convertirse en inversor y en ese paso de ser ahorrador a inversor necesita acompañantes. Hay una bonita oportunidad de ayudar a ese inversor menos sofisticado o que no había visualizado la oportunidad de entrar en un mundo que le puede resultar desconocido, como son los mercados financieros en general, y desde luego ser acompañante de los inversores que ya conocen el mercado. La figura del asesor financiero cobra relevancia sobre todo teniendo en cuenta que cada vez se viven más años y es necesario saber cómo gestionar el ahorro. En este sentido, consideramos que es necesario asumir más riesgo en renta variable en las carteras para que los ahorros renten por encima de la inflación, que rondará el 2%.

Pese a la caída del 5% del Ibex en el año, ¿la Bolsa sigue siendo el activo más atractivo este año?

Las Bolsas, a nivel global, están en positivo este año. Cuando un inversor quiere que su patrimonio esté bien gestionado tiene que tener una inversión global para poder diversificar los riesgos. Por tanto, en términos generales, si tú tienes una inversión global habrás tenido una parte de tu inversión en EE UU y razonablemente te habrá compensado la caída del Ibex. En Abante creemos que la Bolsa sigue siendo el mejor activo de inversión teniendo en cuenta que los beneficios empresariales se siguen manteniendo al alza. En términos generales, las Bolsas europeas, especialmente ahora, están en una situación de aparente potencial a medio plazo con respecto a otras Bolsas como puedan ser las americanas, que tienen menos potencial que las europeas, pero que siguen teniendo recorrido.
Por su parte, la Bolsa española tiene un importante potencial pese a que el Banco de España ha publicado esta semana que el crecimiento se está desacelerando aunque para nosotros no es relevante. España sigue con un dinamismo muy fuerte y además hay muchas operaciones en el sector inmobiliario, con el turismo funcionando muy bien. La situación del país invita a ser optimista aunque con un punto de prudencia. Hay que entender que la Bolsa española tiene cierto sesgo al sector financiero. Cuando un inversor ve qué está pasando con el Ibex, podría pensar que España no va tan bien, pero hay muchas compañías que lo están haciendo muy bien.

Las negociaciones de EE UU y China, el brexit, Turquía o las últimas novedades en Italia... ¿son riesgos a tener en cuenta para las Bolsas?

La normalidad del mercado es que haya este tipo de acontecimientos. Los mercados nunca suben en línea recta. La normalidad del mercado es que pasen cosas. La negociación del brexit, el conflicto comercial entre EE UU y China, Turquía, Argentina, Italia o lo que pudiera pasar en España con las futuras medidas económicas ya no preocupan tanto a los mercados porque está descontado.

¿Qué sectores les parecen más interesantes?

En Bolsa española, creemos en las compañías que están ligadas al ciclo de crecimiento, como son inmobiliario y bancario. La banca ha tenido un castigo excesivo y los bancos lo hacen muy bien cuando el ciclo económico es positivo como ahora. En la crisis anterior en 2008 había un nivel de crédito muy elevado pero ahora está empezando a repuntar el crédito. Además, en un entorno de futuras subidas de tipos, mejorarán los márgenes en el sector financiero. Adicionalmente, hay menos competidores y cada vez se hacen más ajustes de costes.

Estamos viendo movimientos corporativos en el mercado, ¿se dan las condiciones para que haya más operaciones de este tipo?

Se están viviendo muchos procesos de concentración en muchos sectores y de grandes operaciones corporativas de compra. Hay muchas grandes corporaciones con cash gracias a la mejora de la situación financiera de las empresas en los últimos años. Hay mucho menos apalancamiento, lo que permite afrontar crecimientos más rápidos. Hay liquidez en el mercado para hacer compras y este tipo de operaciones servirá de impulso a los mercados.

Normas
Entra en El País para participar