Foro Tendencias España 20

Calviño apuesta por un rigor fiscal que no frene el crecimiento y el empleo

Prevé que el PIB cerrará 2018 con un alza anual entre el 2,6% y el 2,8%

Señala al paro, a la deuda pública y a la desigualdad como grandes desequilibrios

Nadia Calviño
Nadia Calviño

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, hizo una defensa encendida de la solidez de la economía española, en un entorno en el que los grandes servicios de estudio revisan a la baja el crecimiento a corto y medio plazo. “La evolución se enmarca en las previsiones del Gobierno y de los analistas, que prevén que cerremos este año con un crecimiento que oscilará entre el 2,6% y el 2,8%. Es un avance robusto y superior al del resto de países de la zona euro. Las bases son sólidas, pero no debemos relajarnos ni caer en la autocomplacencia. Hay riesgos al alza en el exterior y retos de reformas aún pendientes”, resaltó en la clausura del Foro Tendencias España 2019, organizado por el diario El País y Kreab.

En cuanto a los riesgos externos, Calviño apuntó al proteccionismo como la principal amenaza para el crecimiento mundial, aunque también citó a la subida de tipos de interés, a la escalada del precio del petróleo o a la incertidumbre generada sobre cómo se resolverá la salida del Reino Unido de la UE. La titular de Economía puso énfasis en tres elementos (paro deuda pública y desigualdad) como los mayores desequilibrios de la economía española. “Una tasa del paro del 15% y del 30% para los jóvenes no es aceptable y no nos podemos resignar. Tenemos que crear empleo, pero tiene que ser empleo de calidad. Las otras dos vulnerabilidades son la deuda pública, que apenas se ha reducido unas décimas en un ciclo alcista y el aumento de la desigualdad y la pobreza, determinantes para la sostenibilidad fiscal”, señaló.

Y para lograr ese objetivo, la primera misión es la rebaja del pasivo de las administraciones públicas. “Hay que reducir la deuda pública porque solo así nos garantizaremos el espacio fiscal para hacer políticas expansivas. Esa reducción, sin embargo, debe ser razonable y sobre bases realistas. No tenemos que tomar medidas que pongan en riesgo el crecimiento y el empleo”, apuntó Calviño, que remarcó el compromiso del Ejecutivo con la estabilidad presupuestaria y la reducción del déficit. “Queremos llegar a tener superávit primario en 2019”, dijo.

 

 

Normas