Telefónica critica la subasta de 5G en Alemania, una de las mayores de 2019

Carga contra la obligación de pagar por adelantado por un espectro no disponible

El regulador abre el periodo de consultas

Instalaciones de Telefónica Deutschland.
Instalaciones de Telefónica Deutschland.

Telefónica ya trabaja de forma intensa en la próxima subasta de espectro para telefonía móvil 5G en Alemania, que tendrá lugar a principios del año que viene. En ella se licitarán frecuencias de las bandas de dos GHZ y entre 3,4 y 3,7 GHz. La subasta germana será una de las mayores licitaciones de espectro que Telefónica deberá afrontar durante 2019, con el consiguiente desembolso y salida de caja.

El consejero delegado de Telefónica Deutschland, Markus Haas, ha criticado distintas propuestas incluidas en la licitación diseñada por la autoridad reguladora Bundesnetzagentur (BNetzA). En un comunicado, la compañía mostró su desacuerdo sobre los requisitos mínimos de cobertura y servicios así como los términos para los pagos por la compra de espectro. La operadora pide que los pagos se vayan realizando en la medida en que las frecuencias estén disponibles para su uso, y no verse forzada a realizar desembolsos por un espectro que todavía no está disponible.

Telefónica Deutschland reconoció la creciente presión política para obligar a las operadoras a mejorar la cobertura, pero aseguró que las telecos necesitan seguridad en la inversión antes de que puedan invertir miles de millones en el despliegue de las redes.

La compañía agradeció la decisión del regulador de tener en cuenta la viabilidad económica y las condiciones técnicas al establecer los requisitos de cobertura de red, pero advirtió de que el endurecimiento de los requisitos mínimos de servicio y la obligación de arbitrar con otros proveedores sobre el acceso a la red podrían poner en riesgo los objetivos del 5G en Alemania.

Inversiones

Este escenario, en opinión de la compañía, puede frenar la inversión en infraestructuras. En cualquier caso, Telefónica recordó que ha invertido en el país 30.000 millones de euros en el despliegue de redes, insistiendo en que está dispuesta a seguir invirtiendo.

A su vez, Vodafone ha reclamado a los reguladores que aclaren y mejoren su propuesta para eliminar la obligación a las telecos de que abran sus redes a otros operadores. Su consejero delegado en Alemania, Hannes Ametsreiter, señaló días atrás que si eso no sucede los “Amazons y Apples de este mundo podrían entrar en el mercado móvil sin tener que instalar una sola antena”. La teleco, además, mostró su desacuerdo sobre la obligación de tener que ofrecer roaming nacional.

De todas formas, el ­proceso está en marcha. El regulador tienen abierto el periodo de consultas a todos los interesados hasta el 12 de octubre. Su intención es publicar la versión final sobre los términos de la subasta a final de noviembre. En ese momento se conocerá el posicionamiento definitivo de las telecos, y no serían descartables las posibles denuncias, tal y como ha sucedido en otros países como Reino Unido.

Impacto en las cuentas

Operaciones. El mercado está muy pendiente sobre cuál puede ser el impacto de las subastas de espectro en la deuda de las operadoras. En el caso alemán, de momento no hay estimaciones, dado que puede variar en función de las apuestas de las telecos.

Previsiones. En el caso de Telefónica, Morgan Stanley prevé que el coste por las compras de espectro será de 1.000 millones de euros en 2018 y de 1.500 millones en 2019. JP Morgan, por su parte, prevé un gasto en espectro de 2.800 millones en 2019 y de 1.350 millones en 2020.

Primer semestre. La inversión en espectro de Telefónica hasta junio fue de 595 millones de euros, la mayoría por la subasta en Reino Unido.

Normas