La vasca Histocell baraja una salida a Bolsa en Euronext

La firma da entrada en el capital al fondo japonés Cell Innovation

Prevé lanzar de inmediato su producto Reoxcare en 20 países

Julio Font y Marta Acilu, fundadores de Histocell.
Julio Font y Marta Acilu, fundadores de Histocell.

La compañía innovadora Histocell, especializada en medicina regenerativa y terapia celular, baraja actualmente un posible debut bursátil. Para abordar ese salto, la empresa vasca participa en el programa TechShare, impulsado por Euronext, el propietario de los mercados de París, Lisboa, Ámsterdam, Bruselas y Dublín, para empresas tecnológicas con valoración de entre 10 y 500 millones de euros. Estas empresas que se plantean cotizar reciben asesoramiento sobre el proceso.

Las salidas a Bolsa para este tipo de empresas sirve frecuentemente como una forma de acceso a los mercados de capitales y como forma de espolear su crecimiento. Histocell se plantea ese salto a Bolsa en su estrategia de crecimiento, según avanzan Julio Font y Marta Acilu, fundadores del grupo NorayBio, propietario de Histocell. Esta compañía está presente en el encuentro empresarial BioSpain 2018, donde se reúnen más de 600 firmas del sector.

La empresa ha recibido recientemente el respaldo del fondo japonés Cell Innovation, especializado en medicina regenerativa y que cuenta con la empresa Reprocell y el banco Shinsei como principales socios. La institución nipona ha invertido un millón de euros en una ampliación de capital de Histocell, por el que controla un 2,8% del capital. Los actuales socios de la biotecnológica vasca también han participado en la ronda de financiación.

“La entrada del fondo japonés en nuestro capital es un espaldarazo muy importante, es un hito”, reconoce Font.

La empresa también anuncia que prevé que su producto Reoxcare, un apósito con propiedades antioxidantes que ayudan a curar heridas complejas, llegue a 20 países en breve gracias a seis acuerdos de comercialización. El plan de expansión a corto plazo se encuentra en lugares como China, Oriente Medio y varios mercados latinoamericanos como México, Colombia y Chile, además de economías europeas como Holanda, Austria, Italia y Portugal. Histocell prevé la producción de 100.000 unidades de estos apósitos.

Histocell también investiga en programas más complejos de medicamentos de terapia celular, en este caso en colaboración con el laboratorio catalán Ferrer, para diferentes patologías como lesión medular aguda.

Normas